CONTADOR MUNDIAL: 26, UNOS POCOS ELEGIDOS

Senews

El Contador Mundial de Vermouth Deportivo alivia la espera para Rusia 2018 utilizando la cantidad de jornadas restantes como disparador para contar historias Mundialistas. Sabemos lo mucho que cuesta alcanzar un lugar en la Cita Máxima, si ni siquiera tener un Messi es garantía, pero tal vez cueste un poco más imaginar el periplo para aquellas naciones con menor tradición y capital futbolero. El Seleccionado de Senegal se prepara para disputar su segundo Mundial bajo la conducción técnica de Aliou Cissé, mismo que con 26 años capitaneó como jugador a su país en un Corea Japón 2002 histórico para el Fútbol Africano.

La República del Senegal es un estado soberano de África Occidental con costa en el océano Atlántico y límites terrestres con Mauritania, Malí, Guinea y Guinea-Bisáu. Su ciudad capital es Dakar y como ocurrió en buena parte del continente fue rápidamente colonizada por los primeros navíos europeos. Recién en junio de 1960 logró la independencia de Francia, y como el fútbol es cultura ese mismo año se fundó la Federación Senegalesa de Fútbol dando inicio a su Liga Local; la misma fue amateur hasta el año 2008.

El Seleccionado Senegalés de Fútbol comenzó a participar oficialmente en competiciones reguladas por FIFA a partir de 1964 y su primera Eliminatoria Mundialista sería para Inglaterra 1966, sin embargo en aquella oportunidad todos los selecciones africanas retiraron su participación al estar en desacuerdo con la decisión de entregar un solo cupo para la Copa a disputarse entre los ganadores de la clasificatoria africana y asiática.

Tras esta situación Senegal no faltó a ninguna Eliminatoria, exceptuando un retiro de cara a Italia 90, aunque fue sistemáticamente eliminado en la Primera Ronda. Recién camino a USA 94 superó la etapa inicial, con nuevo formato, y tras volver a hacer agua buscando Francia 98 llegaría el momento neurálgico en su historia deportiva.

Camino a Corea  – Japón 2002 superó la Primera Ronda de Eliminatorias Africanas eliminando a Benín. En la Segunda Ronda Senegal compartió Grupo C con equipos importantes como Egipto, Argelia y Marruecos, obteniendo la misma cantidad de puntos que este último. Pero Los Leones de la Teranga tenían mejor diferencia de gol y así lograron su histórico ticket dorado para una Copa del Mundo.

Senegal llegaba al Mundial bajo la conducción técnica del francés Bruno Metsu y con un interesante abanico de jugadores entre los que se destacaban Henri Camara, máximo goleador y mayor cantidad de presencias, Amara Traoré, Souleymane Camara, El Hadji Diouf, Salif Diao y Papa Bouba Diop. El golero suplente Kalidou Cissokho era el único integrante de la lista Mundialista que jugaba en la liga de su país, por lo tanto llegó a la Cita Máxima en calidad de futbolista amateur. Aliou Cissé, figura del fútbol francés, era el capitán del Seleccionado con solo 26 años.

El sorteo cocinó a la Selección debutante, metiéndola en el Grupo A junto a Uruguay, Dinamarca y el entonces vigente Campeón Francia. Senegal disputó el partido inaugural de Corea – Japón 2002 enfrentando a Francia en Seúl y entregó uno de los grandes batacazos Mundialistas superándolo por la mínima con el gol de Bouba Diop. La segunda presentación fue igualdad en uno ante los daneses con la diana anotada por Salif Diao mientras que el cotejo de la clasificación a Octavos fue aquel histórico tres a tres ante la Celeste; Los Leones ganaban 3 a 0 con las conquistas de Fadiga y Bouba Diop por duplicado pero Uruguay igualó y casi lo gana con el recordadísimo cabezazo desviado del Chengue Morales.

Escolta de Dinamarca clasificó Senegal a Octavos de Final, dejando en el camino a dos Campeones Mundiales, y aún sediento de gloria doblegó a Suecia en Oita; Henri Cámara igualó el cotejo durante los noventa reglamentarios para definirlo anotando el gol de oro durante el primer tiempo adicionado.

Así fue como en su primera participación Mundialistas Senegal se elevó a lo más alto del Fútbol Africano transformándose en el segundo equipo del continente en alcanzar los Cuartos de Final de un Mundial, con Camerún como antecedente en 1990 (Ghana repitió la hazaña en 2010). Allí se vio las caras con otra revelación, Turquía, y recibió su propia medicina quedando eliminado en Osaka con un gol de oro anotado por Ilhan Mansiz.

La histórica participación senegalesa dejó un legado que se terminó consumando en 2009 con la profesionalización de su liga local, de todas formas y en cuanto a los Mundiales el país quedó fuera de Alemania 2006 por solo dos puntos. No estuvo ni cerca de clasificar a Sudáfrica 2010, en su propio continente, y quedó en el camino de Brasil 2014.

En el año 2015 Aliou Cissé, capitán de la gesta del 2002, se hizo cargo a sus 38 años de la dirección técnica del Seleccionado Nacional en la previa a las Eliminatorias para Rusia 2018. El camino fue largo y tuvo polémicas, eliminó a Madagascar en la Segunda Ronda para luego ser líder y clasificado del Grupo 4 dejando atrás a Burkina Faso, Cabo Verde y Sudáfrica. Mucho tuvo que ver un partido que FIFA ordenó repetir casi un año después, en el cual Senegal logró revertir el score (Repasá aquella increíble historia acá -> https://www.vermouth-deportivo.com.ar/index.php/2017/11/11/sudafrica-0-senegal-2-historia-en-estado-puro/)

Lo concreto es que Senegal volverá a disputar un Mundial participando del Grupo H con Colombia, Polonia y Japón. Cuenta con la estrella del Liverpool Sadio Mané, el sólido defensor del Napoli Kalidou Koulibaly y otros jugadores a tener en cuenta como Badou Ndiaye, Mame Briam Diouf y Moussa Sow.

En sus casi sesenta años de historia solo jugó una Cita Máxima y está por disputar la otra; seguramente Aliou Cissé se sentirá un elegido, el nacido en Ziguinchor fue Capitán en una y será el entrenador, con las rastas un poco más largas, en la siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *