Foto: Gentileza del departamento de prensa de Rosario Central.

El Canalla abrochó ayer la contratación de un nuevo entrenador para quedar al frente del primer equipo. La dirigencia rosarina, tiene todo arreglado con Edgardo Bauza para que se calce lo más rápido el buzo de DT y regrese al club que lo vio nacer futbolísticamente.

Además de debutar como profesional en 1977, el Patón tiene una historia especial con Central. Nacido en Granadero Baigorria en la provincia de Santa Fe, Bauza viajó a Rosario para cumplir su sueño de jugar a la pelota. A los 13 años se unió a la institución de Arroyito y allí hizo las inferiores hasta debutar en la máxima categoría de la mano de Carlos Timoteo Griguol. Cinco años más tarde, emigró a Colombia hasta 1986, cuando retornó una vez más a su casa. Entre idas y vueltas, el ahora entrenador, jugó en México y terminó retirándose con la camiseta del Canalla.

Pero esta historia de amor y fútbol no termina ahí. Tras dejar de lado el rol de futbolista, Bauza incursionó en el mundo de los directores técnicos; y quien le abrió las puertas para debutar nuevamente fue Rosario Central. En su nueva función no le fue para nada mal e incluso llegó a dirigir la Selección Argentina (un sueño para cualquier DT). Sin contar las dos Copas Libertadores que ganó con Liga de Quito y San Lorenzo de Almagro.

Como si fuera poco, estuvo a pocos meses de poder disputar el Mundial de Rusia 2018, aunque la selección de Arabia Saudita lo terminó despidiendo a menos de un año para que comience la máxima competencia entre países.

Finalmente, luego de un pequeño tiempo lejos de los bancos de suplentes, el teléfono volvió a sonar y Bauza volverá a dirigir. Otra vez, quien le abre las puertas de su casa, es Rosario Central que confía que es el indicado para reemplazar a Leonardo Fernández que dio un paso al costado después de recibir tres derrotas consecutivas a finales de abril.

La dirigencia viajó a Ecuador a convencer al Patón. Foto: Gentileza del Departamento de prensa de Rosario Central.

Si nada sale mal, la semana que viene se resuelven todos los detalles y quedará sellada la vuelta del Patón. El contrato sería por un año en un principio, con posibilidad de renovar por uno más. A su lado, dentro del cuerpo técnico, estarán José Di Leo como ayudante de campo, Bruno Militano y Julio Kleiner como preparadores físicos, y su hijo, Maximiliano Bauza que será el encargado de analizar videos.

Aún no es oficial, pero según se informó desde la ciudad santafesina, Bauza ya estaría interesado en dos jugadores para reforzar su equipo. Los nombres que resuenan son el de Matías Caruzzo y Víctor Salazar, ambos defensores de San Lorenzo de Almagro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *