CONTADOR MUNDIAL: 30, EL PRIMERO DE TODOS

A pocas semanas de iniciar una nueva Copa del Mundo Vermouth Deportivo inaugura su Contador Mundial. En cada jornada de aquí hasta el inicio de la Cita Máxima contaremos una historia utilizando la cantidad de días restantes como disparador. Hoy arrancamos por el principio, como suele ser, recordando el Mundial de Uruguay 30.

La historia ubica las primeras prácticas formales de fútbol en argentina allí por 1867. En 1893 se fundó la Asociación del Fútbol Argentino, por lo tanto para julio de 1930 el balompié de nuestra tierra contaba con seis décadas de perfeccionamiento.

La Selección Argentina de Fútbol, cuyo primer cotejo data de 1901, llegó al año en cuestión con bastante prestigio construido. Nueve veces Campeón de la Copa Lipton y diez coronas en la también amistosa Copa Newton. Además de consagrarse en distintas competencias en Chile, Paraguay, Brasil y, claro está, Uruguay.

Las primeras décadas estuvieron directamente ligadas a la Selección Uruguaya de Fútbol, para 1930 Argentina tenía ya cuatro Copas Américas mientras que la Celeste había levantado tres. Ambos habían sido finalistas en Los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928, allí donde los Charrúas se colgaron la medalla dorada.

Pero volviendo a lo que nos compete la historia también cuenta que la lista preliminar para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932 no incluía el fútbol como disciplina, por eso mismo la FIFA, fundada en 1904, revivió el viejo anhelo de realizar un torneo mundial a nivel de selecciones logrando la oficialización durante 1928 y con un fuerte empuje de las asociaciones europeas.

Fue Uruguay la sede candidata que resultó elegida, con un seleccionado dos veces ganador del Oro Olímpico y una tradición en vertiginoso crecimiento. Los 16 países afiliados a FIFA fueron invitados a disputar el torneo sin ronda eliminatoria previa. Tres europeos desistieron a la invitación argumentando los altos costos del viaje trasatlántico, por lo tanto quedaron 13. Las Selecciones en disputar la primera Copa del Mundo fueron Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú, Uruguay, México, Rumania, Bélgica, Estados Unidos, Francia y Yugoslavia.

La Copa del Mundo Uruguay 1930 se disputó entre el 13 y el 30 de Julio, contó con 18 partidos repartidos en tres Estadios: El Centenario, el Gran Parque Central y el actualmente inexistente de los Pocitos. Justamente en Pocitos se disputó el primer cotejo Mundialista, Francia goleó 4 a 1 México y Lucien Laurent pasó a la inmortalidad por haber convertido la primera diana en la historia de esta competencia. Esa misma tarde Andrés Maschinot facturó por duplicado.

Argentina fue líder de su grupo sin perder un solo cotejo, Yugoslavia hizo lo propio dejando en el camino a Brasil. Uruguay resultó invicto en su zona sin recibir goles y Estados Unidos, conformado por varios veteranos del fútbol escocés, fue el último semifinalista logrando sumar todos los porotos en disputa.

Argentina goleó a Estados Unidos por seis a uno, Uruguay repitió score ante Yugoslavia y la final Rioplatense fue inevitable. La Celeste se impuso por 4 a 2 en una primera final recordada por su cantidad de goles, curiosidades arbitrales y un Estadio colmado que terminó alcanzando su capacidad máxima ya iniciado el complemento por embarcaciones demoradas.

Uruguay, que ganó todos sus cotejos, abrió el score con Pablo Dorado mientras que Carlos Peucelle y Guillermo Stábile dieron vuelta a favor de la Albiceleste. El anfitrión liquidó el pleito durante la segunda mitad con las conquistas de José Pedro Cea, Victoriano Iriarte y Héctor Castro.

 

 

 

 

 

 

Argentina en Uruguay 1930. Foto: El Gráfico

Nuestra Selección triunfó ante Francia, donde Luis Felipe Monti anotó la primera diana Mundialista para nuestra tierra, México y Chile durante la primera ronda. Era dirigida por Francisco Olazar, multicampeón con Racing como jugador,  y contaba con 22 futbolistas: Ángel Bossio (Talleres de Remedios de Escalada), Juan Botasso (Argentino de Quilmes), José Della Torre (Racing Club), Edmundo Piaggio (Lanús), Ramón Muttis (Boca Juniors), Fernando Paternoster (Racing Club), Juan Evaristo (Sportivo Barracas), Alberto Chividini (Central Norte de Tucumán), Luis Monti (San Lorenzo), Adolfo Zumelzú (Estudiantil Porteño), Pedro Suárez (Boca Juniors), Rodolfo Orlandini (Estudiantil Porteño), Natalio Perinetti (Racing Club), Carlos Peucelle (Sportivo Buenos Aires), Francisco Varallo (Gimnasia de La Plata), Alejandro Scopelli (Estudiantes de La Plata), Manuel Ferreira (Estudiantes de La Plata), Guillermo Stábile (Huracán), Roberto Cherro (Boca Juniors), Atilio Demaría (Estudiantil Porteño), Mario Evaristo (Boca Juniors) y Carlos Spadaro (Lanús).

Guillermo Stábile fue el goleador de la Copa con 8 dianas. El Filtrador de Parque Patricios sigue siendo a la fecha el jugador que más goles convirtió para la Selección durante un mismo Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *