RESERVA: RIVER 5 – ESTUDIANTES (LP) 1: EL EQUIPO DEL «LUIGI» BRILLA COMO LA PLATA

El Pincharrata tenía una remota oportunidad de consagrarse campeón del torneo de reserva pero la terminó dilapidando alevosamente tras ser vapuleado por el Millonario en Ezeiza. Los dirigidos por Facundo Villalba no tuvieron piedad ante el equipo que dirigió interinamente Pablo Quattrocchi y cerraron la mañana con un inapelable 5 a 1 que incluso mereció ser más para la escuadra de Nuñez.

Durante los noventa minutos del cotejo existió un único dominador y fue River Plate que en tercera aplastó a Estudiantes de La Plata y se quedó corto con el resultado final. Los del León, sin Leandro Benítez en el banco de relevos que subió a Primera para suplir la salida de Cristian Bernardi, no le encontraron la vuelta al gran funcionar de la escuadra del «Luigi» que realmente encantó a todos los presentes.

En el arranque lo tuvo Kevin Sibille de cabeza pero careció de puntería. También probó Cristian Ferreira, la figura de la mañana, pero hamacándose buscó el palo más lejano de Estéfano Francesconi y vio como la bola se iba muy cerca. Pasado el primer cuarto de hora el poste derecho del uno Pincharrata le privó la apertura del marcador a Julián Álvarez pero, en la segunda jugada, fue el mismo autor quien no perdonó y logró la apetura del tanteador.

Con el 1 a 0, River fue por más. Franco López esquivó al guardameta rival con un hermoso sombrero pero se quedó sin terreno para acomodar la trayectoria del balón. Después el mismo protagonista hilvanó un contragolpe letal que, por compañerismo, terminó echándose a perder. Estudiantes de La Plata veía como su oponente triangulaba, tocaba, hacía rodar el esférico y ni siquiera podía asustar con un disparo de Mauricio Vera que contuvo sin problemas Franco Petroli.

Y ni bien intentó en ofensiva el conjunto de Quattrocchi, fue el dueño de casa quien volvió a destacarse. A los 34, y con pases de ballet, Ferreira estiró la ventaja con un verdadero golazo. Pero el Millonario tampoco se quedó conforme con el 2 a 0 y fue por más mientras el Pincha esperaba imperiosamente que culmine la etapa inicial. A cinco del epílogo se lo perdieron entre los dos que ya habían anotado tras un gran desborde de Jorge Moreira y, más tarde, fue el paraguayo quien en un tiro al blanco probó con un par de balazos que fueron desafortunados.

Si alguna reacción esperaba Estudiantes para la complementaria, todo se echó a perder cuando al minuto de juego Tadeo Catán empujó en contra de su propia valla un muy buen centro de Ferreira. La máquina de River no bajaba su marcha y todos querían hacer su gol. Hasta los suplentes añoraban eso y el «Luigi» Villalba mandó al terreno de disputa a quien iba a encargarse de bajarle la persiana a una goleada indiscutible.

Jorge Rodríguez Puch, convirtió el cuarto con una definición de fútbol sala cuando iban 28 de la segunda mitada. Ni bien pasó la media hora volvió a anotarse en la red contraria aprovechando una pelota que había quedado boyando en el corazón del área rival. A partir de ahí se desató una lluvia bastante fuerte y el dueño de casa mermó sus intenciones ofensivas. Sólo hubo tiempo para que el León descuente por intermedio de Nazareno Colombo desde el punto penal.

Estudiantes de La Plata quedó sin chances de pelear por el título en el torneo de reserva de la Superliga tras esta durísima derrota en Ezeiza. River, que hace rato ya había perdido las chances de campeonar, se dio el gusto de golear a uno de los candidatos en la anteúltima fecha del certamen. Y ese 5 a 1 no es simplemente un resultado de tercera, habla también a las claras de un plantel que le pide pista a Marcelo Gallardo para tener alguna oportunidad en primera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *