UAI URQUIZA 3 – ESTUDIANTES (BA) 1: UN PARTIDO ASÍ NO SE JUEGA TOVO LOS DÍAZ

Por: Marcelo Patroncini

Pablo Giménez salió una, dos, tres, mil veces. En Ezeiza se había confirmado que el partido no se jugaba y que una de las dos semifinales del Reducido de la Primera B quedaba postergada por las inclemencias climáticas. Sin embargo, en Villa Lynch, hubo acción aunque no pudo decirse con exactitud si la pelota rodó. El Furgón aprovechó el visto bueno del colegiado y dio un paso importantísimo hacia la instancia decisiva tras derrotar 3 a 1 al Pincha en un partido con muchísimos condimentos.

UAI Urquiza dio la nota y venció en condición de local al durísimo Estudiantes de Buenos Aires que, en una cancha con charcos y barro, no pudo plasmar sus ideas de pelota al piso. Fue la escuadra de Cristian Aldirico quien no se desesperó para incluso llevarse una victoria con dos tantos de diferencia con la épica trepada de Federico Mazur en tiempo de descuento que dejó sin reacción a Joaquín Pucheta.

A los 7 minutos se produjo la primera situación de riesgo con un centro al área del Furgón en el que Rodrigo Sayavedra cabeceó contra su propia meta y el arquero tuvo que esforzarse para cachetear el esférico al tiro de esquina. Lo que no entró en ese sector del campo terminó ingresando en el costado opuesto. Antes del cuarto de hora, Eric Tovo conectó una pelota parada desde el flanco izquierdo y superó la resistencia de Ignacio Pietrobono para poner en ventaja al Pincha.

Estudiantes de Buenos Aires, con sus torres, hacía más que con las intrépidas piezas ofensivas. A los 16 fue Gastón Suso quien ganó en las alturas pero no pudo estirar la diferencia. Y como para contrarrestar esos embates, Federico Barrionuevo y Leonardo Landriel comprendieron que había que levantar un poco la caprichosa como para volver a inquietar a su contrincante.

Pasada la media hora llegó la gran chance para los de Aldirico. Pucheta salió a cortar un pase entrelíneas y embistió a Landriel para que Giménez sancione la pena máxima. Enzo Díaz, de gran actuación, cambió la pena máxima por gol con un zapatazo cruzado que significó el 1 a 1 que acompañó a sendas escuadras hasta el descanso. La cancha aguantaba pero la lluvia era incesante en Villa Lynch.

La complementaria tuvo más emociones. Los bancos de agua ya se notaban más sobre todo por el andarivel más cercano a la popular. Pucheta a los 5 minutos le tapó dos veces una oportunidad inmejorable a Díaz. Rápidamente reaccionó Estudiantes de Buenos Aires con un disparo cruzado de Juan Manuel Torres que pasó muy cerca del poste izquierdo de Pietrobono. Más tarde lo tuvo Diego Figueroa de volea pero esta vez el guardameta de UAI Urquiza respondió con creces para mandarla al tiro de esquina contra la base de su palo diestro. Parecía que la visita podía llevárselo de prepo hasta que en otro contragolpe derribaron a Landriel dentro del rectángulo mayor para que el dueño de casa tuviese, otra vez desde los doce pasos, la chance de ponerse en ventaja.

Iban 25 de la segunda parte y a Díaz no le tembló el pulso. Pasos cortos y un remate al corazón del arco para poner al Furgón 2 a 1 arriba. El Pincha intentó por todos los medios pero no encontró jamás la fórmula para volver a vulnerar a Pietrobono. En tiempo de descuento lo tuvo Caín Fará con un cabezazo que se fue apenas por encima del travesaño. Y a los 48, cuando ya se terminaba todo, Mazur elaboró una corrida inolvidable por el costado derecho para definir con clase desde afuera del área dejando sin respuestas a Pucheta y sin ánimo a los de Juan Carlos Kopriva.

No todos los días se juegan un partido así. No siempre dos equipos tienen la chance de asumir una semifinal con condiciones climáticas adversas. Estudiantes de Buenos Aires hizo Tovo para llevarse algo pero no pudo frente a un contrincante que pegó en los momentos justos. Y UAI Urquiza estuvo en uno de esos Díaz en donde todos los planetas se alinearon en su favor. Así ganó 3 a 1 y viajará a Caseros con la tranquilidad de saber que su rival estará «Máz Ur»gido de una victoria que nunca.