DEFENSORES 0 – BARRACAS CENTRAL 0: PASÓ UNA FINAL PARA METERSE EN SEMIS

Si bien los ocho equipos clasificados al Reducido son candidatos, medirse con el Camionero que tuvo un 2018 intachable era algo que todos querían evitar. El Dragón, que perdió en la última fecha y no pudo acomodarse mejor, tuvo que recibir a los de Alejandro Nanía en el Juan Pasquale con la ventaja de saber que con una parda dejarían en el camino a un contrincante de peso. Y así fue, el equipo de Fabián Nardozza, que no se conformó con la igualdad e incluso propuso más que su oponente, terminó metiéndose en semifinales del octogonal tras un 0 a 0 en el Bajo Nuñez.

Defensores de Belgrano y Barracas Central se midieron desde el arranque. Es cierto que el dueño de casa amenazaba con la velocidad de Ezequiel Aguirre y que los del sur de la Capital Federal lo hacían con las subidas de Víctor Gómez y Germán Mandarino. Sin embargo era la visita quien estaba obligada a inquietar a Albano Anconetani y que, en esa desesperación por el orden local, cedió algunos espacios.

A la media hora del primer tiempo, uno de los que halló un hueco fue Pablo Miranda quien tiró la diagonal y sacó un violento zapatazo que se fue cerca del palo derecho de Agustín Gómez. Rápidamente, el Dragón contó con otra chance clara que fue un tiro libre de Fernando Enrique terminó perdiéndose por arriba del travesaño. El Camionero recién reaccionó sobre el epílogo de la etapa inicial con una pelota parada que le pegó Leonel Bontempo y obligó al guardameta rojinegro a contener en dos instancias.

La complementaria tuvo más chipa, dos situaciones clarísimas por lado, y la incertidumbre del reloj que se hacía eterno para unos y veloz para otros. Iban pocos segundos del capítulo final cuando Barracas Central dilapidó su oportunidad en una jugada en la que Mandarino no supo definir dentro del área chica. A los 4 minutos, retrucó Defensores de Belgrano con un muy buen intento de Marcos Giménez que dio en el travesaño.

El cotejo era entretenido y nadie quería desarticular sus líneas. El que se equivocaba lo iba a pagar carísimo tal como le sucedió a los de Nanía cuando faltaban 10 minutos y tuvieron que apelar a Gómez para salvar un contragole veloz de Aguirre. Ya a esa altura, la situación del Camionero era a todo o nada llenando de centro improductivos en el área del Dragón que entre Anconetani y Luciano Goux se encargaron de despejar sin problemas.

Barracas Central dejó el alma en la verde gramilla pero le bajó la cortina a una temporada que sin dudas fue de menor a mayor hasta lograr una inesperada clasificación al Reducido cuando terminaba el año pasado. Defensores de Belgrano ganó una final empatando 0 a 0 para meterse en semifinales. Así es la vida en rojo y negro, donde nada será simple excepto el objetivo que está más que claro: volver al Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *