SAN LORENZO 2 – BELGRANO (CÓRDOBA) 0: LA COPA LIBERTADORES ES LA OBSESIÓN

San Lorenzo logró el gran objetivo que tenía para este primer semestre del 2018. Tras ganarle a Belgrano por 2 a 0 en el Nuevo Gasómetro, selló su boleto para disputar la Copa Conmebol Libertadores del 2019. Si bien no volvió a jugar bien, el Ciclón golpeó en los momentos justos, y con los tantos de Nicolás Blandi y Gabriel Gudiño, uno en cada tiempo, se quedó con los tres puntos, y la seguridad de jugar, como mínimo, el repechaje del máximo torneo continental de América.

En la previa, ambos llegaban con la necesidad de sumar una victoria para comenzar a asegurar sus lugares en las competencias internacionales. Por un lado estaba el Cuervo, que venía de empatar en su visita a Patronato, y en el caso de ganar, sellaba su boleto a la Libertadores del año próximo. Por el otro estaba el Celeste, que venía de golear a Colón, un rival directo en la pelea por entrar a la Sudamericana, y si se quedaba con los tres puntos en su visita al Pedro Bidegain, casi que sellaba su boleto.

En la primera mitad fueron los comandados por Pablo Lavallén los que arrancaron más enchufados, y dominando la posesión de la pelota. Lo cierto es que no tenían mucha profundidad, aunque intentaban desde afuera del área con remates que llevaban peligro al arco defendido por Nicolás Navarro. El mejor llegó de los pies de Matías Suárez, quien sacó un potente derechazo que se estrelló en el vértice del palo y el travesaño. Sin embargo, cuando peor la estaba pasando, una subida de Gabriel Rojas por izquierda terminó con un centro que terminó dando en la mano de Eric Godoy, y que el árbitro Nicolás Lamolina terminó sancionando como penal. Nico Blandi, el goleador y capitán del Cuervo se hizo cargo de la ejecución, y con un derechazo cruzado venció a Lucas Acosta para poner el 1 a 0. Casi de inmediato, el Ciclón pudo haber ampliado la ventaja cuando Blandi quedó nuevamente mano a mano con Acosta, pero esta vez fue el arquero el que ganó el duelo. La visita sintió el golpe, y le costó ser el mismo de los primeros minutos, y por sobre todo de generar situaciones para llegar a la igualdad. A penas tuvo un remate dentro del área de Jonás Aguirre que salió alto.

En el complemento, el Cuervo tuvo dos claras para comenzar a liquidar la historia, pero Alexis Castro no estuvo fino y falló en la definición. Después de los 10 minutos, los de Barrio Alberdi subieron el nivel, y lentamente comenzaron a generar varias situaciones de gol. un remate de Mauro Guevgeozián que quedó en manos de Navarro, un remate dentro del área chica de Godoy que se fue por arriba del travesaño, y un centro/ tiro de Tomás Guidara que entre Navarro y el palo ahogaron el grito del empate. Pero tal y como había pasado en la primera mitad, el Ciclón sopló cuando peor la estaba pasando: A los 34 minutos, una contra que lideró Nahuel Barrios, y que abrió para Blandi, fue el goleador el que terminó mandando un centro que parecía no tener complicaciones. Sin embargo, Federico Lértira, en su afán de rechazar lo terminó haciendo hacia su propio arco, Acosta logró despejarla, pero le dejó el gol servido a Gudiño, que no falló para estampar el 2 a 0.

En los últimos minutos, la historia no se modificó, aunque hubo tiempo para el momento emotivo de la noche. Es que sobre los 40 minutos, Leandro Romagnoli reemplazó a Blandi, y no fue un ingreso más, ya que tal y como lo manifestó el Pipi después del encuentro, este pudo haber sido su último encuentro en su casa como jugador, ya que deberá analizar que hará después de junio: si continúa jugando, o cuelga los botines. Lo cierto es que se puso la cinta de capitán y recibió la ovación por todos los hinchas del Azulgrana.

Fue final en el Nuevo Gasómetro. San Lorenzo, sin brillar, sin jugar bien, sufriendo, logró el objetivo de asegurarse disputar la Copa Libertadores del año próximo, aunque sea el repechaje, y si Independiente no derrota a Gimnasia el lunes, se asegurará jugar directamente la fase de grupos. Por su parte, Belgrano no estuvo fino en los últimos metros, y ya no depende de sí mismo para lograr la clasificación a la Copa Sudamericana del 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *