EXCURSIONISTAS 0 – BERAZATEGUI 1: FUE BÚFALO EN RODEO PROPIO

Guillermo Szeszurak regresó al Bajo Belgrano como técnico de Berazategui y se llevó los tres puntos ante Excursionistas, club del cual es hincha. El Naranja fue amplio merecedor del triunfo gracias a sus propias armas y a los errores del Verde. El gol lo anotó Jonathan Maciel aprovechando un error grosero en una salida. El 1 a 0 le quedó corto a la visita que tuvo varias chances para liquidar.

Ya desde el arranque, el conjunto dirigido por el Búfalo se paró en una posición ofensiva y buscó el arco de Nerón Iriarte. Ignacio Branda fue, por lejos, el mejor jugador del partido por su velocidad y chispa por la derecha. De ese sector llegó la apertura del marcador con una mala salida del fondo de los manejados por Tomás Arrotea y un robo de pelota aprovechado por Branda que fue hasta el fondo y metió un pase atrás y rasante para el toque suave de Maciel hacia el 1 a 0. Bera tuvo una chance clarísima de contra para aumentar aunque Maciel dudó en un mano a mano tras un bello pase de primera de Edilio Cardoso e Iriarte despejó el peligro. Nada cambió, el local fue en busca del empate pero su juego resultó tibio. Por la izquierda creó más situaciones que por derecha pero el entretiempo siguió con el 1 a 0. d le cayó al Verde que se adelantó con sus propias limitaciones en el campo de juego de césped sintético.

La responsabilidad la tomó el dueño de casa en el complemento pero su juego resultó tan tibio que no provocó demasiado peligro. Las contras de su rival se dieron en todo momento en el equipo del Sur de la Provincia de Buenos Aires pero no aprovechó ninguna. El Naranja defendió la ventaja bien parado, casi no sufrió para sumar tres puntos para el promedio del año que viene y desperdició varias oportunidades.

El Búfalo se sintió cómodo en rodeo propio. Volvió al Bajo Belgrano pero con otra camiseta y ganó por 1 a 0 ante su querido Excursionistas. En lo estrictamente futbolístico, Berazategui fue mejor y los tres puntos se justificaron con lo realizado en el terreno de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *