VASCO DA GAMA 1 – RACING 1: UN EMPATE CON EL DE «AVASCO»

Foto: www.diariodecuyo.com.ar

Lo lamentó toda la Academia. Jugadores, cuerpo técnico, los hinchas que se trasladaron hasta Río de Janeiro y los que siguieron las alternativas a la distancia. El conjunto de Eduardo Coudet no supo cómo liquidar la historia en Brasil y terminó empatando 1 a 1 contra el Almirante en una cuarta fecha de Copa Libertadores que no fue la soñada ni mucho menos para el conjunto de Avellaneda.

Racing podía haber clasificado a octavos de final del certamen continental si se le daban algunos resultados. Claramente no ocurrió eso ni en su partido ni el que Cruzeiro vapuleó a la U de Chile con un inapelable 7 a 0. No obstante, lo que más le dió al elenco argentino fue no estirar su ventaja en el liderazgo, ceder puntos ante un Vasco da Gama que navega último en la zona y que recién, después de 350 minutos hizo un gol en el torneo.

Es probable que no haya sido la mejor versión del equipo del «Chacho» que ya acostumbró a propios y a extraños a un fútbol más exquisito, más vistoso, imperdonable en el área rival. Lo cierto es que pesó también el trajín de los cotejos, la falta de insistencia ofensiva y hasta también la condición de saberse visitantes en tierras cariocas donde no siempre le fue bien a los de Avellaneda.

Vasco da Gama tampoco fue un rival duro. Sin ideas, los de Zé Roberto ni siquiera inquietaron a Juan Agustín Musso en el primer tiempo. Racing, que tampoco estaba fino, encontró el gol a los 31 minutos de la etapa inicial cuando Lisandro López combinó con Ricardo Centurión y éste descargó para Lautaro Martínez. El «Toro» quedó mano a mano con el uruguayo Martín Silva que tapó en primera instancia pero no pudo contener luego en el rebote para que la escuadra Blanquiceleste se fuera al descanso arriba en el marcador.

La complementaria tuvo tintes parecidos al primer tiempo. El dueño de casa no lastimaba y la visita carecía de esa garra como para liquidarlo. Aprovechando la suavidad de su oponente, el equipo de Coudet no lo aplastó y mucho menos aprovechó cuando el Almirante se quedó con diez hombres por la expulsión de Leandro Desábato. Inexplicablemente, la Academia tuvo una chance inmejorable en los pies de Martínez, tras formidable asistencia del «Licha» López, que el oriundo de Bahía Blanca no supo concretar. Y, con el empuje de su gente, en los minutos finales fueron los brasileros quienes apostar a todo o nada en Río de Janeiro.

Así fue como, a diez para el epílogo, Juan Agustín Musso dio rebote tras un buen remate de Andrés Ríos pero no pudo detener la entrada de Wágner que con todo el arco a su merced igualó las acciones. Golpeado por donde se lo mire, el elenco del «Chacho» no reaccionó siquiera con Matías Zaracho en cancha y con el tardío ingreso de Brian Mansilla que intentó darle una cuota de frescura. De hecho, los de Zé Roberto, casi lo ganan con un zapatazo de Yago Pikachu que el uno de la Academia llegó a desviar con la yema de sus dedos.

Vasco da Gama volvió a sumar un punto al igual que en Belo Horizonte contra Cruzeiro y, matemáticamente, depende de sí mismo para clasificar a octavos. Racing, que ganaba sin sobresaltos, terminó lamentándose con este 1 a 1 que lo deja puntero pero también con chances de quedarse sin nada a pesar de la media inglesa y la formidable Copa Libertadores 2018 que está realizando. El jueves tendrá otra final, es con la U de Chile en el Cilindro, y ahí sí tratará de sacar boleto a la siguiente etapa del certamen continental por excelencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*