NUEVA CHICAGO 0 – BROWN (ADROGUÉ) 2: GÓMEZ MANDÓ AL «TORITO» AL MATADEROS

Por: Tomás Díaz

Por la fecha 23 de la Primera B Nacional, Nueva Chicago Recibió a Brown de Adrogué en el estadio República de Mataderos. El «Torito», que necesitaba ganar para esquivar el descenso, perdió 2 a 0 ante un «Tricolor» que debía ganar para acercarse al reducido. Los dos goles del encuentro los marcó Brian Gómez, quien fue la figura del partido junto al arquero Martín Ríos, quien sacó dos pelotas de gol para mantener su arco en 0. Los dirigidos por Walter Perazzo se metieron en descenso y están prácticamente condenados a la B Metro y dependerán de otros resultados para esperar un milagro. Por el contrario, los de Pablo Vico ingresaron en zona de reducido y dependen de sí mismos para terminar el campeonato entre los ocho equipos que se jugarán el segundo ascenso a la Superliga.

No era un partido más. Era una final del mundo. Así lo sentían Nueva Chicago y Brown de Adrogué. El objetivo ulterior era distinto, pero el más cercano coincidía: ambos equipos necesitaban la victoria en la tarde gris de Mataderos.

El «Torito» necesitaba los tres puntos como el oxígeno, ya que si no los conseguía, prácticamente sentenciaba su descenso a la B Metropolitana. Del otro lado, se encontraba un «Trico» que tenía entre ceja y ceja la clasificación al reducido para pelear por el segundo ascenso a la Superliga.

En el comienzo del partido, el equipo que salió con todo a buscar ponerse adelante en el marcador fue Nueva Chicago. A sabiendas de que un mal resultado sería catastrófico para un equipo «grande» en el ascenso como es el «Torito de Mataderos», los de Walter Perazzo se envalentonaron ante la crisis e intentaron motivarse en base a ésto.

Muestra clara de la arremetida inicial del local fue que de una pelota parada, casi se pone en ventaja a los cinco minutos. Martín Ríos salió a cortar el centro que cayó al área, pero se quedó a mitad de camino y Gabriel Ávalos llegó a cabecear. La pelota tenía destino de gol, pero Abel Masuero estuvo firme en la línea para sacar lo que hubiera sido el 1 a 0 de Nueva Chicago.

La única llegada que tuvo en los primero minutos fue una buen jugada colectiva que transcurrió de izquierda a derecha. La pelota derivó en Brian Gómez, que terminó siendo trascendental para el partido, llevó el esférico hasta el borde del área y cuando todos esperaban un centro, el volante sorprendió con un fortístimo remate que encontró bien parado al arquero Leandro Requena, quien la mandó al córner.

El «Verdinegro» dominó los primeros 30 minutos, pero Brown supo aguantar muy bien en el fondo y sofocó la mayoría de los ataques locales en antes de que llegaran al área. Sin embargo, Chicago se animó a pegarle desde afuera del área en varias oportunidades. A los 32, Alexis Vázquez remató desde la medialuna del área y exigió una volada espectacular de Ríos, que la mandó al tiro de esquina por encima del travesaño.

El «Torito» sintió el desgaste luego del gran despliegue físico que había hecho en la primera media hora de juego y empezó a mermar en su producción ofensiva. El «Tricolor de Adrogué» aprovechó ésto y se mandó al ataque para sacudir la tarde porteña con la apertura del marcador a los 38 minutos.

Todo surgió desde un lateral por el sector izquierdo que hizo en mitad de cancha Alberto Stegman. El ex Tigre sacó hacia Leandro Garate. El 9 visitante aguantó la pelota entre dos hombres, los pasó el velocidad, amagó a un tercero para llegar hasta el fondo y metió un centro de zurda. Por el punto penal apareció Brian Gómez que le ganó la posición a su marcador y alcanzó a desviar la pelota que se metió contra el segundo palo a pesar de la estirada de Requena.

El tanto Brown pareció revivir a Nueva Chicago que fue a buscar el empate rápidamente. Y casi lo logra. Un minuto después de la apertura del marcador, el local tuvo una pelota parada que derivó en un centro al área. La pelota terminó en la cabeza de Ávalos nuevamente, quien remató con un gran frentazo contra el arco. Cuando parecía que se metía el balón, Ríos se tiró y la sacó en la línea con una salvada que vale tres puntos.

El primer tiempo terminó 1 a 0 a favor del «Tricolor». Si bien el «Torito» supo tener más la pelota y llegar con más frecuencia al área, tampoco tuvo muchas chances y cuando las generó se encontró con un monumental Martín Ríos. Brown aguantó muy bien en el fondo con una saga central bien parada y con buena contención por las bandas, además de saber golpear en el momento justo para ponerse en ventaja.

En el complemento las chances mermaron. Nueva Chicago salió otra vez a comerse al rival, pero no pasó de intenciones con jugadas aisladas o con pelotazos. Brown siguió muy firme en el fondo y no pasó muchos sobresaltos.

A los 18 minutos, Pablo Vico mandó a la cancha a Germán Lesman en lugar de Lautaro Mesa y luego a Martín Fabro por Leandro Garate. Los cambios le dieron una nuevo aire en ataque al «Trico», que ahora además de defender bien, atacaba con todo. Acierto total del «Bigotón», ya que Lesman generó mucho peligro y Fabro se hizo amo y señor del mediocampo y fue clave en el armado del segundo gol.

El 2 a 0 final llegó a las 27 minutos desde una contra. «Chapita» Gómez comenzó la jugada por derecha y se asoció de gran manera con Martín Fabro en una serie de pases consecutivos. El recientemente ingresado luego cambió de frente con Martín Minadevino. El 10 metió un centro pasado al segundo palo, por donde apareció Gómez para meter de cabeza su segundo gol y sellar el resultado final.

Los minutos pasaron y Nueva Chicago veía cómo se le acababa el tiempo para descontar y el empate parecía un utopía. Finalmente, el árbitro Ramiro López, de irregular actuación, terminó el partido. La desazón se sintió en todo el público y los protagonistas vestidos de verde y negro. El descenso es prácticamente un hecho y sólo un milagro salvará al «Torito» de jugar la próxima temporada en la B Metropolitana.

La contracara del local fue la alegría de los de celeste, rojo y negro. Brown dio un paso importantísimo en la lucha por ingresar al reducido. Los de Pablo Vico se metieron momentáneamente entre los ocho primeros y si se dan otros resultados, terminará la fecha en una posición privilegiada.

La próxima fecha, que será la última de la temporada regular, Nueva Chicago visitará a Ferro Carril Oeste y deberá ganar para mantener viva la esperanza de conservar la categoría. En tanto que Brown recibirá a San Martín de Tucumán en lo que será una nueva final mundial para ambos, ya que en caso de ganar, el «Trico» jugará el reducido, pero el «Santo tucumano» también estará peleando por salir campeón.