LUGANO 2 – VICTORIANO ARENAS 2: ¿Y SI TODO A»CAVA» EL DOMINGO?

El CAVA se iba cabizbajo de Tapiales por un empate 2 a 2 frente al Naranja que fue superior al líder del campeonato. Hasta ese entonces, General Lamadrid derrotaba a Claypole y achicaba la diferencia con el puntero poniéndole picante al partido que deberán jugar entre sí el domingo venidero en Villa Devoto. Sin embargo, desde el Rodolfo Vicente Capocasa, llegó la noticia más esperada de todas puesto a que el Tambero igualó en la última jugada del partido, los de Valentín Alsina mantuvieron su ventaja de siete unidades, y en caso de ganar en el Enrique Sexto serán los campeones de la temporada 2017/18 de la Primera D.

Jugó mal Victoriano Arenas. No fue el equipo que supo sacar esa fuerza interior mezcalada con acciones de buen pies. Eso sí, el último tanto de la contienda fue una obra de arte pocas veces vista en la menor de las categorías directamente afiliadas a AFA. Lugano, con la velocidad de sus extremos, fue una complicación constante para el conjunto de la dupla Sergio Geldstein – Luis Ventura.

Al minuto de juego ya demostró el dueño de casa que iba a ser el protagonista de la tarde. Un cabezazo de Lucas Bazán en el área chica se fue apenas por encima del travesaño de Fernando Martínez. Rápidamente los de Adrián Tossi tuvieron otra oportunidad con un tiro libre de Gabriel Preti, la figura indiscutida, que se fue muy cerca del palo derecho. Sin embargo, este último tuvo revancha a los 20 de la etapa inicial cuando empujó un centro de Elías Toloza y marcó el merecido 1 a 0.

Lugano dominaba a su antojo pero, desde que abrió la cuenta, bajó su intensidad. Victoriano Arenas, con muy poco, intentó llegar a la meta opuesta pero solamente hubo un disparo de Cristian Medina que no tuvo puntería. Hasta que a diez del final del primer tiempo, Sebastián Habib sancionó un penal para la visita. Matías Coselli, goleador del puntero, sacudió desde los doce pasos y a pesar que Mariano Romero llegó a cachetearla no pudo evitar la parda con la que se fueron al descanso.

El Naranja volvió a castigar al líder, pero esta vez en el comienzo de la complementaria. Un centro atrás que no pudo conectar Preti le quedó servido de frente al arco a Toloza que no perdonó a Martínez. El 2 a 1 favorable al dueño de casa, sumado a que General Lamadrid derrotaba al débil Claypole, se transformaba en una tarde de pesadilla para el CAVA que jamás supo como generar riesgo. Sin embargo, antes de la media hora y en una jugada aislada, Ignacio Acosta ingenió un centro de rabona para la entrada de Neri Olmedo Solís que, con una especie de palomita, la mandó al fondo del arco.

Es verdad que Lugano, sobre el final, pudo quedarse con los tres puntos y no hubiese sido injusto. Pero Martínez le pató un mano a mano a Santiago Kojro y, en la última de la tarde, Bazán repitió lo mismo que en el comienzo del juego con un cabezazo que se perdió por línea de fondo. Victoriano Arenas, se iba algo preocupado con el 2 a 2 pero en el vestuario se enteró del gol del Tambero y estalló la felicidad. Tal vez el domingo se acabe todo en el Enrique Sexto. Pero para quedarse con el título, el elenco de Geldstein – Ventura deberá ganarle al Carcelero y festejar en Valentín Alsina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *