ALDOSIVI 1 – VILLA DÁLMINE 0: EN LA CRESTA DE LA OLA

El Tiburón se cansó de dilapidar oportunidades de ser puntero absoluto y, ante la pasividad del resto de los competidores, tomó la delantera tras derrotar por 1 a 0 al Viola que supo ser líder en este 2018 y actualmente marcha duodécimo. El elenco de Gustavo Álvarez depende de sí mismo para volver a Primera División y el fixture, al menos en la previa, le hace un guiño para que La Feliz sonría con el fútbol grande de la República Argentina.

Aldosivi tuvo dos chance para ser líder y, de manera inexplicable, perdió ante Quilmes en el José María Minella y frente a Sarmiento de Junín en el Eva Perón. Sin embargo, el destino le dejó preparado un cartucho más puesto a que Atlético Rafaela quedó libre, Agropecuario cayó con Nueva Chicago, Gimnasia de Jujuy tropezó en Mendoza y Almagro no ganó en Córdoba. Como si nadie quisiera el ascenso, el local hizo los deberes y venció por la mínima diferencia a un Villa Dálmine que pasó del sueño a la pesadilla.

El Viola, que sumó dos puntos de los últimos 21, tuvo escuetas chances para anotar en la costa atlántica. Se vio un equipo molesto que jugó al roce en el arranque del partido pero más allá de las cinco tarjetas amarillas, Luis Álvarez, le perdonó la vida. Eso sí, la primera situación clara, fue para la visita que tras un centro pasado de Marcos Rivadero encontró a Pablo Burzio quien, con mucho esfuerzo, remató desviado. Pasada la media hora, se acercó el Tiburón con una mediavuelta de Fernando Telechea que contuvo muy bien, contra el suelo, el ex Douglas Haig, Martín Perafán.

En la segunda parte lo tuyo Nahuel Yeri de cabeza pero no contó con la fortuna necesaria. Sin embargo, el otrora jugador de Deportivo Merlo tuvo revancha rápidamente puesto a que a los 7 minutos, Lucas Krupszky lo asistió de cabeza y en el área chica esta vez no falló para inflar las redes del José María Minella. Con el 1 a 0, los de Campana salieron disparados a buscar la parda y eso le abrió espacios a los dirigidos por Álvarez que dilapidaron una gran contra en los pies de Antonio Medina. Mientras tanto, en el área opuesta, Jorge Córdoba castigó contra el horizontal del arco defendido por Sebastián Moyano y así la contienda empezó a desinflarse en los instantes finales.

Villa Dálmine, ese equipo sensación que soñaba con llegar a Primera y que este mismo año supo ser líder, dejó unidades en el camino no sólo para olvidarse del ascenso sino también para quedar muy complicado con la pérdida de la categoría en la temporada que viene. Aldosivi, con lo justo, ganó 1 a 0, es puntero y Mar del Plata sueña con volver a Primera División una vez que termine Rusia 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *