HURACÁN 1 – BANFIELD 1: EL TRUCCO DE RENÉ

El Globo y el Taladro empataron 1 a 1 en la emotiva tardenoche de Parque Patricios donde se homenajeó por doquier al eterno René Houseman. Tanto se reverenció al «Loco» que Silvio Trucco, árbitro de la contienda, se comió un amague de patada de Carlos Matheu que ni siquiera tocó a Nicolás Bertolo y le dio un penal a la visita para que se pusiera en ventaja. La parda final fue producto de un zapatazo de Daniel Montenegro que se convirtió en el jugador más longevo en convertir un gol para el Quemero.

El reparto de unidades en el Tomás Adolfo Ducó no le sirvió a nadie. Sin dudas que a Huracán le cayó peor porque no pudo volver a mezclarse entre los puestos de Copa Libertadores 2019 y más aún por la pena máxima que inventó el juez de la contienda. Aunque también Banfield tuvo lo suyo, por momentos fue superior ante la pasiva mirada del fondo local, y terminó lamentándose por el hecho de no arrimarse a la pelea por un torneo continental el año próximo.

No sobraron las emociones en Parque Patricios. El Quemero estuvo cerca con un intento de Ricardo Noir que salió desviado y se mostró muy dependiente de lo que pudiese hilvanar Ignacio Pussetto. En contrapartida, la visita llegaba a tres cuartos de cancha pero no lastimaba la zona candente del Marcos Díaz hasta que llegó el penal que tuvo algo de Houseman sin lugar a dudas.

A la media hora del primer tiempo, Bertolo recibió un centro pasado que pudo controlar aprovechando una salida en falso de Matheu. El ex hombre de Independiente intentó despejar con vehemencia pero no impactó ni a la pelota ni tampoco al ex atacante de River que leyó rápidamente la jugada, comprendió que la salida brusca podía ser utilizada como un amague, una finta, y en una locura de «René» se dejó caer dentro del área. Trucco no dudó, sancionó la pena máxima y fue Darío Cvitanich quien abrió la cuenta en el Ducó.

Alfaro movió en el entretiempo. A la falta de fútbol que había mostrado su equipo, le aplicó una buena dosis de jugadores con buen pie. El ingreso de Patricio Toranzo y Daniel Montenegro le lavaron la cara al equipo. Y así fue como el «Rolfi», con toda su experiencia encima, sacó un hermoso zapatazo desde afuera del área cuando iban 12 minutos para que entre su clase y el poste izquierdo de Iván Arboleda hicieran delirar al pueblo Quemero con el empate transitorio.

La salida de Cvitanich no fue un impedimento para que el Taladro fuese a buscar el triunfo. Se despertaron Pablo Mouche y Jesús Dátolo que aprovecharon un quedo total del Globo mientras que, en el área opuesta, el arquero colombiano hizo todos los méritos para que nadie más pudiese batir su portería.

Huracán y Banfield empataron 1 a 1. El partido ya fue explicado pero faltó, sin dudas, el otro dato de color. No precisamente el engaño de Trucco, sino la magia de René. Porque tanto en la previa, como en el emotivo momento de silencio antes del puntapié inicial, y en el minuto siete del primer tiempo se homenajeó a Houseman. Y el «Loco» sin dudas mereció semejante cariño de propios y extraños agradeciendo desde el cielo con un caño, un lujo y uno de esos desbordes que lo transformaron en eterno.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*