RACING 5 – PATRONATO 0: DONATTI & ESTÉFANO

Por: Marcelo Patroncini

La Academia enamora. En el lluvioso mediodía dominical, el elenco de Eduardo Coudet puso la melodía más romántica que un hincha puede escuchar y goleó por 5 a 0 al Patrón que, nuevamente, sufrió una dura derrota contra un equipo de Avellaneda cada vez que un aguacero hace de las suyas en el campo de juego. Con este resultado, la escuadra Blanquiceleste volvió a ocupar puestos de clasificación a la Copa Libertadores 2019.

Patronato ya había sido goleado en Primera División por Independiente. Aquél cotejo, disputado en Paraná, tuvo el mismo condimento climático que volvió a jugarle en contra cuando, esta vez, los hombres del Negro no pudieron hacer pie en el Cilindro. Racing, a pura orquesta, le hizo precio y estiró su invicto de cabotaje a siete partidos que serían ocho si se suma el triunfo ante Cruzeiro de Belo Horizonte.

En Avellaneda hubo un solo protagonista. La Academia, desde el arranque, arrinconó a su oponente y lo asfixió futbolísticamente. Lo tuvo Lisandro López pero salvó Sebastián Bértoli, después fue el turno de Diego González pero el «Pulpo» sacó un defectuoso disparo. El Patrón recién llegó pasado el cuarto de hora con un tiro libre de Martín Rivero que se fue alto; después, solamente, se dedicó a sufrir los embates de su oponente.

A los 25 minutos del primer tiempo abrió la cuenta Racing con un cabezazo de Leonardo Sigali. Ciento ochenta segundos más tarde, por la misma vía, Alejandro Donatti estiraba la diferencia. En un parpadeo, el dueño de casa ya ganaba 2 a 0 y se floreaba. Sin embargo, si a Patronato le quedaba alguna esperanza de torcer la historia, la misma se hizo añicos antes del descanso. Iban 44 cuando Neri Cardozo metió un cambio de frente formidable para que Ricardo Centurión envié un centro perfecto y el «Licha» López la empuje al fondo del arco.

Con el 3 a 0 en tiempo cumplido, Ariel Penel adicionó un minuto más y el Patrón casi descuenta en la última del capítulo inicial. Sebastián Ribas le bajó una pelota a Adrián Balboa que se filtró entre los centrales pero definió equivocadamente ante la salida de Juan Agustín Musso. Ni esa le caía en gracia a los de Pumpido que, en la complementaria, directamente no hicieron nada por enderezar el rumbo.

En la segunda mitad, Martínez buscó su gol pero no pudo conseguirlo en un par de ocasiones. Los entrerrianos apenas se acercaron a la valla rival con un remate de media distancia de Agustín Giuffrey pero el verdadero problema no estaba en el ataque sino en la defensiva. Antes de la media hora, Donatti volvió a embocarla cuando recibió una linda asistencia de Matías Zaracho, y puso el 4 a 0. Y, para ponerle la frutilla a la torta, el «Toro» logró su cometido. El delantero, previo a sumarse a la gira con la Selección Argentina, picó al vacío a los 44 minutos del segundo tiempo, le ganó en velocidad a Walter Andrade y definió con un toque sutil ante la salida de Bértoli para poner cifras definitivas.

Patronato, que necesita un puñado de unidades más para lograr la permanencia, se llevó una durísima derrota de Avellaneda hacia Paraná. Racing, fue melódico romántico en el Cilindro y conquistó los corazones de su gente con un inapelable 5 a 0. Como aquél dúo, pero en versión quinteto, el equipo del Chacho está enamorado y su amor lo hace grande.