EMELEC 1 – FLAMENGO 2: EL FLÁ TUVO UN FINAL ELÉCTRICO

Foto: www.radiocolosal.com

El Bombillo le ganaba al Rubro-Negro carioca y se prendía en la pelea del grupo 4 de la Copa Libertadores aprovechando que todos habían empatado en la jornada inicial. Sin embargo, en una ráfaga de siete minutos, la magia de Vinicius Junior le permitió dar vuelta el marcador a los brasileros que se impusieron por 2 a 1 en el George Capwell de Guayaquil.

Flamengo tenía la espina clavada de esa parda frente a River Plate y sabía que no podía dejar más puntos en el camino. Lo cierto es que hasta que Paulo César Carpegiani no movió el banco, la realidad de la visita contrastaba con la necesidad de cosechar unidades. Emelec tampoco gravitaba pero comprendía la talla de su oponente aunque, en condición de local, debía aspirar al triunfo para no complicar el sueño de meterse en octavos.

El primer tiempo fue tedioso, sin jugadas de riesgo. El conjunto Eléctrico propuso tibiamente por intermedio de Ayrton Preciado. Para el Fla, la más clara fue de Henrique Dourado que se demoró una eternidad en el área rival, enganchó de más y terminó despilfarrando una oportunidad que era neta de gol. Y la jugada más discutida de esa etapa inicial fue una mano del Bombillo dentro del rectángulo mayor que el colegiado Mario Díaz de Vivar no sancionó con penal.

Emelec logró abrir la cuenta en la segunda parte cuando el argentino, Marcos Mondaini descargó para Brayan Angulo. El ecuatoriano, en zona peligrosa, castigó contra la meta de Diego Alves, la pelota se desvió en Rhodolfo e ingresó al fondo del arco para que el dueño de casa se ponga 1 a 0 arriba en el tanteador. Rápidamente Capregiani movió el banco y mandó a la cancha a Vinicius Junior que se encargó de torcer la historia por completo.

El «Garoto de ouro», fichado por el Real Madrid para la temporada venidera, demostró todo lo que sabe hacer en poco tiempo. A los 33 minutos, en una corrida suya, se metió dentro del área grande y superó la resistencia de Esteban Dreer. Cuando iban 40, la estrella nacida en el año 2000, recibió una pelota que quedó servida y la acomodó contra el poste más lejano del guardameta en una exquisita definición.

Flamengo se enchufó a 220 con el ingreso de Vinicius Junior para trepar a lo más alto del grupo 4 de la Copa Libertadores 2018. El 2 a 1 en Guayaquil dejó sin nada a un Emelec que tampoco hizo méritos como para ganarle y que encima quedó completamente anestesiado tras el ingreso del astro que el Merengue ya sumó para la temporada venidera de la liga española de fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *