BERAZATEGUI 1 – CAMBACERES 3: CAMBA, NADA CAMBIA

El Rojo repitió la misma historia de la temporada pasada y demostró, nuevamente en el Norman Lee, que tiene intenciones de eludir al descenso. Como aquél triunfo que lo acercaba a Argentino de Merlo, esta vez, el equipo de Cristian Ferlauto derrotó a los de Guillermo Szeszurak por 3 a 1 dejando al Naranja también muy cerca de la candente zona de los promedios.

Defensores de Cambaceres hizo un bis en la casa de Berazategui y hasta con idéntico resultado. Aquél 10 de junio de 2017, un doblete de Juan Goicochea y otro de Brian Azteazarán le daban la victoria a los de Ensenada que los invitaba a soñar con la continuidad en la Primera C. La diferencia con ese entonces fue que el local no peleaba por nada mientras que en el presente, está en la misma caótica situación que su rival que busca mantener la categoría.

Los del «Búfalo» merecieron mucho más en el primer tiempo pero también pecaron de soberbia. Después de dos intentos claros frente a la meta de Juan Ignacio Arias Navarro, Facundo Macarof barrió su propia mufa y acomodó la pelota contra el palo derecho del arquero que llegó a acariciar con sus yemas el esférico sin poder tocer el destino final. Ganaba el Naranja y merecía más porque Iván Sacino estuvo cerca del calcar lo que fue el primer tanto de la tarde y ni hablar del contragolpe letal que dilapidó Jonatan Maciel en la última de la etapa inicial por querer definir de lujo cuando tenía mil formas más efectivas de terminar la jugada.

Berazategui lo perdonó a Cambaceres que logró irse al descanso sin patear contra el arco de Laureano Russton. Sin embargo el ingreso de Matías Brianese le dio aire en ofensiva a los de Ferlauto que rápidamente lograron el empate en la complementaria. El ingresado armó una jugada de antología y descargó para Facundo Sanseverino que cara a cara con el portero no falló.

La parda bloqueó mentalmente al Naranja y cambió por completo el protagonista de la tarde. Lo único que pudo hacer el dueño de casa fue un tiro de Maciel que, así como quiso sobrar en el primer tiempo, esta vez la fortuna le fue esquiva dando la pelota en la base del poste derecho de Arias Navarro. El resto fue del Rojo que aumentó la ventaja pasado el cuarto de hora con una jugada en la que mano a mano definió Lautaro Palacios.

Los de Szeszurak arrimaron un poco pero Diego Rojas se lo perdió abajo del arco y Román Martinángeli remató desviado. Y con todo el local jugado en ataque, fueron los de Ensenada quienes le dieron la estocada final con un tanto de Jonathan Fernández que sentenció la historia y puso la tabla de los promedios al rojo vivo.

Berazategui pudo liquidarlo, no lo hizo y se fue completamente insultado por su gente. Cambaceres fue una fotocopia de aquél junio de 2017, ganó 3 a 1, y recuperó enegrías para achicar diferencias con Dock Sud y el mismísimo equipo del «Búfalo» para que el descenso se convierta en una pelea digna de alquilar balcones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *