CHACARITA 1 – RACING 1: SI HUBIESEN «IMBERT»IDO ANTES…

Por: Marcelo Patroncini

El Funebrero y la Academia igualaron 1 a 1 en San Martín. Los de Sebastián Pena sorprendieron desde el arranque con un tanto de Juan Imbert pero raudamente el conjunto de Eduardo Coudet llegó al empate por intermedio de la figurita difícil del momento, Lautaro Martínez. Lo cierto es que sendas escuadras tuvieron buenos pasajes y situaciones para quedarse con los tres puntos demostrando los locales que si se despertaban antes tal vez no estuviesen tan hundidos en los promedios y, la visita, si no tenía un flojo semestre inicial tranquilamente estaría dando pelea por el título.

Cuánto se lamentará Chacarita el no haber ganado hasta la fecha ocho. Qué sabor debe tener este empate contra un Racing que venía muy dulce y no pudo llevarse la séptima victoria al hilo de Villa Maipú. Incluso el Tricolor llegaba a esta contienda tras haber sumado un punto en el Monumental frente a River. Lo cierto es que, en el norte del Gran Buenos Aires repartieron unidades que no le sirven a ninguno.

Arrancó muy bien el dueño de casa. A los 3 minutos de iniciado el juego, Imbert desparramó a su marca por el área, enganchó con clase y la tocó suavemente ante la salida de Juan Agustín Musso. Tal como había sucedido con el otro equipo de Avellaneda, el Funebrero sacudía la modorra desde bien temprano. Claro que el elenco Blanquiceleste no se iba a quedar atrás y contrarrestó con un cabezazo de Martínez que salvó muy bien Pedro Fernández.

El «Toro» tuvo su revancha. Racing, a esa altura, había reaccionad. Pablo Cuadra, que instantes previos no supo como resolver una contra, se vengó sacando un centro que encontró al goleador de la visita ingresando por el segundo palo y sin marcas para igualar las acciones en San Martín. Uno a uno, pintaba para partidazo, y más cuando el lesionado Mauro Matos de cabeza le sacó astillas al palo de Musso. Chacarita, tampoco se daba por vencido.

Pero en la Academia no aparecía Ricardo Centurión como lo venía haciendo, y el pressing del local tampoco le daba espacios a Neri y Nery (Cardozo y Domínguez) para que hicieran de las suyas. El protagonismo lo tenía el «Coquito», Matías Rodríguez y Elías Alderete que, antes del final de la etapa inicial, dibujó una mágica subida por el carril izquierdo sin poder culminar su jugada como hubiese sido debido.

En la complementaria el Tricolor casi ni gravitó. De hecho Pena sacó a Rodríguez quitándole la cuota de fútbol a sus dirigidos. Coudet hizo lo propio con «Ricky» Centurión que, más allá de lo poco que aportó, siempre es una pieza que puede desnivelar en cualquier momento. Y el único que tuvo escuetas oportunidades de cantar victoria fue el equipo del «Chacho» que en tiempo de descuento no pudo con un remate de Neri Cardozo, ni con una situación inmejorable de Diego González que solo tenía que soplarla en el área chica.

Chacarita demostró actitud, ganas, empuje y pasajes de buen juego. Sacó dos puntos de los últimos seis pero ante contrincantes que, en la previa, pintaban como difíciles. Racing igualó 1 a 1 cortando una racha maravillosa de victorias consecutivas (incluyendo la de Copa Libertadores) pero también demostró que podía haberse llevado algo más de San Martín. Y el reparto de puntos no satisfizo a ninguno que, de haber invertido antes en varios aspectos, posiblemente hoy tendrían un presente completamente mejor.