VICTORIANO ARENAS 4 – YUPANQUI 2: A»CAVA» CON TODO

El CAVA ganó dos finales en 72 horas y estiró su ventaja en el liderazgo de la Primera D. Así como el martes se quedó con los tres puntos en una verdadera batalla frente a Central Ballester, el viernes hizo lo propio en Valentín Alsina recibiendo al Trapero. El conjunto de Sergio Geldstein derrotó por 4 a 2 al elenco conducido por Néstor Rapa y sacó una ventaja de siete puntos al lote de tres escoltas.

La moneda cayó del lado esperado para Victoriano Arenas. Si perdía el martes, cedía la cima. Sin embargo cantó victoria, aprovechó que General Lamadrid empató su compromiso y la cuenta empezaba a cerrarle por todos lados. Sin embargo, con un once inicial remendado, volvió a dar muestras de carácter contra un Yupanqui que estaba en alza y venía de dos victorias consecutivas.

La contienda en el Saturnino Moure estuvo teñida por diversos aspectos coloridos. De por sí, todo arrancó más tarde porque los arqueros tenían el mismo color de vestimenta y Gonzalo Pereira obligó a Lucas Véliz a calzarse otro buzo. Geldstein, obligo a realizar variantes, alistó lo mejor que tenía entre los que reaparecían Mohammed Baki o tal vez, el ex Carcelero, Damián Arrubarrena. Y por el lado de la visita sorprendía tal vez un banco repleto de apellidos importantes aunque los titulares se plantaron muy bien en el campo de juego.

Victoriano Arenas otra vez apeló a jugar con el offside y, en un par de ocasiones, lo pagó caro. Yupanqui no aprovechaba algunas chances hasta que al cuarto de hora, Pereira sancionó un penal en favor del equipo de Lugano y Maximiliano Maciel cambió la pena máxima por gol. Ganaba el equipo de Rapa y sorprendía al líder que no caía en su casa desde el pasado 9 de ocutbre.

Golpeado, el equipo de Valentín Alsina recuperó la memoria y apeló al buen pie para buscar el empate. Lindo toqueteo en tres cuartos de campo rival para que Darío Aleman no pudiese contener un disparo y, en el rebote, Gustavo Toloza iguale las acciones en el Saturnino Moure. Paz para los de Geldstein que encima sabían que Central Ballester no podía batir a Juventud Unida en Muñiz.

Pero había más para Victoriano Arenas que se fue al descanso dando vuelta el marcador. A los 35 minutos, Nicolás Radduso se encontró con una pelota en el área grande y con un toque sutil, a media altura, descolocó al guardameta de Yupanqui para estampar el 2 a 1 que no sólo le daba provisoriamente los tres puntos sino que además le sacaba siete unidades a sus perseguidores más cercanos.

La complementaria tuvo de todo. Antes del cuarto de hora, el CAVA estiró la ventaja a través de una pelota parada que dio en la espalda de Germás Arias y con ese tanto en contra de su propia valla el partido se ponía 3 a 1. Cuando iban 20, Pereira le dio otro penal a la visita por una salida en falso de Véliz que recibió tarjeta amarilla. Esta vez, fue el guardameta quien adivinó la intención de Maciel y mantuvo la diferencia. Pero, el atacante del Trapero se iba a vengar rápidamente porque 60 segundos después le pegó de primera y descontó en el sur del Gran Buenos Aires.

Si algo le faltaba a este partidazo era que el final fuese abierto. A la media hora, el colegiado cobró un penal en favor de Victoriano Arenas. Era la chance del alivio aunque Aleman le contuvo el tiro desde los doce pasos a Jonathan Smith. Roces, nerviosismo, pelotas divididas y entre todo ello encontró ganancia el dueño de casa con un impecable zapatazo de Milton Castagna desde 25 metros que se le clavó en un ángulo al arquero de Yupanqui.

Parecía controlado, cerrado, terminado. CAVA celebraba la cima, el triunfo, el segundo en 72 horas, el que le daba ese oxígeno para encarar de otra manera el resto del campeonato. Sin embargo, Véliz demoró un saque y Pereira lo amonestó. Cuando el juez se retiraba, advirtió que ya tenía una cartulina amarilla así que el local se quedó sin arquero teniendo que salir Castagna e ingresando el suplente, Fernando Martínez.

Finalmente el resultado no se movió. Yupanqui tuvo ráfagas de fútbol y momentos en los cuales pudo complicar al puntero. Lo que no encontró fue el remedio para calmar a este Victoriano Arenas que ganó 4 a 2, cantó victoria en 12 de los últimos 14 partidos y mira a todos desde arriba arrasando con todo. A los de Geldstein no les importa el rival, el día, el horario ni el descanso. El objetivo va de la mano con el sueño, y la diferencia de siete puntos quedó demostrada también en la actitud de los jugadores en la verde gramilla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*