gtag('config', 'UA-63643000-1');

HURACÁN – SAN LORENZO: «LA GENTE QUE VIENE AL DUCÓ VIENE A TU CASA»

Buenas y Santas. La ilusión de ambas es un Cuervo que vuela en Globo por el mundo del periodismo deportivo. Laura Corriale y Daniela Cardo, se metieron en el Ojo del Huracán. Ambas incursionaron en programas partidarios pero les llegó la oportunidad de convertirse en la voz oficial de sus clubes, una responsabilidad, sin dudas, de gran magnitud. Vermouth Deportivo decidió reunir a ellas en el Gran Café Tortoni, ícono de la cultura porteña, con el fin de palpitar el clásico entre Huracán y San Lorenzo que se jugará este domingo en Parque Patricios. Y en una extensa charla nos contaron un poco cómo viven del lado Quemero y del costado del Ciclón sus labores así como también los 90 minutos de fútobl.

Vermouth Deportivo: Se aproxima el clásico y Ustedes por un lado tienen la subjetividad de los colores pero la objetiva responsabilidad de ser comunicadoras oficiales. ¿Cómo se vive este partido?
Daniela Cardo: Son sentimientos encontrados. Si yo digo cuál es el primer clásico que vi entre San Lorenzo y Huracán, fui ya siendo prensa, no tal vez oficial del club que soy hace tres años pero sí siendo partidario. Por tema seguridad, vivo en zona oeste, mi mamá no me iba a dejar nunca ir a un clásico. Hoy por hoy, clásico en San Lorenzo me tocó uno solo para acreditarlo y laburarlo y, es loco. Por un lado me saco el cassette de hincha, el lado de hincha, y estoy trabajando de manera oficial del club. Estoy 10 horas antes en el estadio, el partido uno lo vive desde el lado del trabajo, del que todos estén bien, que nada salga mal, que no somos enemigos sino que somos un clásico. Si puede ser con un triunfo es como un mimo a todo el esfuero que di antes para llegar a ese partido, que la gente de Huracán se sienta cómoda, que se sienta como en su casa. En el último clásico que jugamos en San Lorenzo teníamos a los jugadores de Huracán en la sala de prensa por un tema de disposición, de seguridad, y uno quería ver que estén bien ellos, que las transmisiones estén bien. Hoy San Lorenzo tiene la posibilidad de darles cabina y eso está buenísimo. Después, de visitante, uno se relaja, busca que, como nexo, el periodismo de uno pueda laburar tranquilo. De visitante es como que podés seguir más el clásico y ver que estás jugando contra Huracán, pero la verdad es que con Huracán nos enfrentamos también en el hockey sobre patines y ambos clubes son muy históricos en esa disciplina. Y la verdad es que las dos instituciones tienen muy buena relación, se llevan muy bien. Si vuelvo a momentos cuando entré en San Lorenzo, antes de encargarme de acreditaciones, hicimos en la Feria del Libro un encuentro entre Matías Lammens y Alejandro Nadur y también estaba bueno eso porque los dos clubes estaban en la feria del libro y estuvo muy bueno que se mostraran juntos, dando un mensaje de paz y que simplemente somos rivales y no enemigos.
Laura Corriale: Yo la escucho hablar y es lo mismo que nos pasa a nosotros. Cuando asumís y pasás a formar parte de la imagen de tu club, es nada más y nada menos que una responsabilidad inmensa y en un clásico mucho más. Porque tenemos muchos medios, muchos más ojos en tu estadio. Y esa frase de Daniela es maravillosa, el resultado pasa a ser un mimo. Me ha pasado, en partidos secundarios, como por ejemplo el otro día que Huracán le ganó a Estudiantes y yo recién al otro día dije «che, mirá la tabla, mirá los números». La verdad que en el momento estás totalmente pendiente que la imagen que tenés que dar es profesional, que estén bien atendidos, porque es la difusión de imagen de tu club, de tus colores. Es mucho lo que te jugás si te mandás macanas o no trabajás de la manera correspondiente. Es como cuando invitás a alguien a tu casa, viene alguien a tomar un café y si el café está frío, si el baño no tiene luz, después van a decir «no vayas más a la casa de Laura porque es un desastre». Acá pasa lo mismo. Yo siento que la gente que viene al Ducó viene a tu casa, entonces cómo recibís vos a la gente en tu casa. Querés que te digan «qué linda la cancha, mirá como nos recibieron, mirá qué bueno esto». Que la imagen del clásico para por otro lado, no seguir fomentando el odio, que digan «llegamos y no nos abrieron la puerta, nos maltrataron» o un montón de cosas que esperemos no pasen. Coincido ciento por ciento que el resultado pasa a un lugar secundario porque sos la imagen de tu club. Necesitás que la gente que vaya diga «estuve en la cancha de Huracán y la verdad es impresionante». El resultado, obvio, es importante pero en el momento es como dice ella, estás 10 horas antes y estás más pendiente que la cabina siete tenga luz y teléfono. Después los jugadores sabrán lo que hacen dentro de la cancha pero nuestra labor, cuando te convertís en profesional, pasa por otro lado. Es loco para el hincha escucharlo pero pasa por otro lado, sin dudas.
VD: ¿Cómo llegaron a ocupara el departamente de prensa de cada club?
LC: Primero tenía un programa partidario que era «El Ojo del Huracán». Después pasó a ser transmisión, le agregamos página web, fue creciendo. Fue mutando mucho el medio y, la verdad que nos empezó a ir bien como medio partidario. Eso nos dio una vidriera y una visión que a la gente de Huracán le empezó a llamar la atención. Por otra parte, paralelamtente a esto, cambió la voz del estadio de Huracán. La verdad que la gente que venía no tenía continuidad, iba a dos partidos, faltaban. Me empezaron a llamar de urgencia, me decían «vení a cubrirnos que no tenemos locutor», hasta que hablé y les dije que estaba dispuesta a asumir de manera más responsable, más específica y si querían que sea la voz del estadio, yo hablaba con los chicos del «Ojo» que lo iban a entender. Así empecé siendo la voz del estadio y, hace un tiempo, en la tercera presidencia de Nadur, estaba dentro de sus proyectos renovar el departamento de prensa. Lo llama primero a Marcelo Salvio, que es el gerente de comunicación, que es mi jefe, y le manifiesta el deseo de cambiar el departamento. En eso surge, que entre Nadur y él, me eligen a mí como jefa de prensa. Me depositaron mucha confianza, en ese momento tenés ganas de salir corriendo, porque el medio partidario es tuyo, pero acá era la imagen de Huracán. Una macana tuya se multiplica pero por ahora, gracias a Dios, va todo muy bien. Nos acompaña también un montón de redactores y amigos que no voy a mencionar porque gracias a Dios son muchos, pero todos la están rompiendo y están haciendo un laburo excepcional. Así empezamos a formarnos, yo llegué por esa convocatoria, la voz del estadio ya me había dado cierta visibilidad, el «Ojo» también había hecho lo suyo, y acá estamos. Hace 8 meses que asumimos y estamos muy contentos. Tenemos muchos desafíos, cada vez intentamos dar pasitos más firmes, y en eso estamos. Será nuestro primer clásico así que estamos con mucha expectativa. Cuando vi el fixture y leí «San Lorenzo, Boca y River en el Ducó», la verdad que es buenísimo en lo futbolístico pero es todo un desafío para un departamento de prensa que está empezando.
DC: Yo tuve una historia como periodista, pasé por el ascenso y había colgado el micrófono y la lapicera. En 2013 aparece Buenas y Santas, un medio hecho todo por mujeres, y fue una idea mía que hoy sigue al aire. En 2014 yo tengo un gran amigo mío que es quien maneja las peñas de San Lorenzo, que es Andrés Terzano, que ya nos conocíamos de otro trabajo. Él me invita a pertencer a las peñas sin ser de ninguna, y era ser parte del departamento de prensa de peñas. Todo ad-honorem, por gusto, así que acepté. Empecé en la página web ayudando al responsable, y al tiempo salió la idea de hacer una revista del departamento de peñas mientras yo seguía con Buenas y Santas. Mi desafío fue hacerle una entrevista a Matías Lammens así que me dijeron que le escriba y lo entreviste. Cuando me comunicó con Matías, arreglamos día y hora para hacer la nota. En la conversación salió el tema que estaba buscando trabajo y ahí quedó la cuestión pero, al tiempo, sale la revista, le gusta la nota y me preguntó si seguía buscando trabajo. Ahí me invitó a que esa misma semana me reuna con Román Perroni que hoy es el jefe de prensa de básquet y me sumaron para la página web en 2015. Hacía todos los deportes federados que a mi me encantan hasta que en 2016, en unas vacaciones de alguien que estaba en prensa, me piden que lo reemplace en acreditaciones. Yo ya tenía buena relación con Marcela Nicolau que es la jefa de prensa del plantel, y en mayo debuté en acreditaciones. A partir de ahí pasé a ser planta permanente de San Lorenzo. En 2016 que jugamos con Lanús en cancha de River fue mi gran desafío, la gente de River me ayudó muchísimo para ese partido y me hice cargo de todas las acreditaciones para la Gran Final. Marcela estuvo ayudándome en ese momento. De ahí se venía el segundo mandato completo al que apuntaban Matías y Marcelo (Tinell), hubo una reestructuración total del departamento de prensa. Andrés Gómez Franco, que estaba en AFA, pasa a ser director de comunicación en el club, se reúne conmigo y me dijo que quería que siga con acreditaciones. Ahí empezamos a trabajar con el fin de pulir, de mejorar, tuve un gran apoyo de Andrés y seguí con acreditaciones. El año pasado, con Arsenal, debuté como voz del estadio porque Román Perroni no podía. En junio de este año serán tres años que estoy en San Lorenzo, y hace dos que estoy en planta. Dejé Buenas y Santas pero por suerte las chicas la siguen rompiendo. Ahora estoy en San Lorenzo, siempre digo que es una etapa en mi vida, no creo qu esté toda mi vida en San Lorenzo. Amo el club pero es bueno saber que hay etapas que se pueden cerrar.

Continuará…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *