GUARANÍ 1 – JUVENTUD ANTONIANA 4: POR LA MÓDICA DIFERENCIA DE TRES GOLES

Foto: Diario El Territorio

El Santo consiguió una victoria esperanzadora a poco del final de la reválida y quedó en una posición expectante dentro de la zona 4. El equipo de Gustavo Módica goleó por 4 a 1 al Franjeado en Posadas y dejó al borde del abismo a los misioneros que necesitan prácticamente un milagro para lograr la permanencia en el Federal A.

Guaraní está complicado por donde se lo mire. La falta de respuesta futbolística y la falta de triunfos en el 2018 los tiene condenados a un final oscuro. Último por donde se lo mire, el elenco mesopotámico dejó de ser aquél que ascendió al Nacional B y camina derecho a los torneos regionales que ha decidido potenciar el Consejo Federal. El que sueña despierto es Juventud Antoniana de Salta que, aprovechando lo irregular del certamen, sumó tres puntos de oro para quedar a tan solo un punto del líder del grupo 4 que es San Jorge de Tucumán.

Yoni Angulo abrió la cuenta para los de Módica cuando recién iban 3 minutos del primer tiempo. El zapatazo se tornó inatajable para Matías Gola y, claramente, las horas más oscuras del Franjeado se empezaron a vivir en la noche posadeña. Con un poco más de espacios, el Santo encontró en un contragolpe el segundo cachetazo para aplicarle a su rival. Y así Lucas Acosta anotó el segundo tanto para la visita con el que ambos se fueron al descanso.

Juventud Antoniana no aminoró la marcha y mucho menos cuando Guaraní Antonio Franco atinó a reaccionar. El dueño de casa descontó por intermedio de Diego Caballero que había saltado al campo de juego en el entretiempo. Pero la diferencia entre ambos era amplia, no podía ser de un solo gol, y así lo terminó demostrando la visita con el correr de los minutos en el tanteador.

Un cabezazo de Agustín Bellone y un zapatazo de Angulo volvieron a sacudir las redes del Franjeado para decorar la goleada. El Santo mostró un buen volumen de juego y sabe que aún depende de sí mismo para meterse en la próxima fase para pelear por un lugar en el Nacional B. Claro que para ello será clave un triunfo ante el Expreso Verde, puntero del grupo, en Tucumán.

El final en Posadas marcó una diferencia clara entre ambos clubes. Guaraní Antonio Franco demostró una vez más que no tiene resto para soportar semejante calvario con la tabla de los promedios. Y Juventud Antoniana demostró, con este 4 a 1, que volvió ese equipo competitivo que quiere ser protagonista y codearse con aquellos que tienen otro objetivo para esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *