JUNIOR 0 – PALMEIRAS 3: ARRIBA LAS PALMEIRAS

Foto: http://www.futbolred.com

El Verdao arrancó con el pie derecho en la Copa Libertadores derrotando 3 a 0, en condición de visitante, al Tiburón de Barranquilla. Los dirigidos por Roger Machado Marques jugaron prácticamente con un hombre de más durante todo el partido lo cual le sirvió para manejar los hilos de la contienda y quedar como único líder del grupo 8 que comparte con Boca Juniors y Alianza Lima.

Palmeiras se sacó la lotería en Colombia. Con goleada incluida regresó a tierras cariocas saboreando tres puntos vitales y de oro en esta primera fecha del certamen continental por excelencia. Junior, que venía remándola desde las fases previas, arrancó con todo pero la diferencia numérica le terminó jugando claramente una mala pasada frente a uno de los candidatos a pelear por el título.

El local arrancó con todo y puso en jaque a Jailson que tapó un par de remates en el comienzo del juego. Sin embargo, los dirigidos por Alexis Mendoza, sufrieron la expulsión de Germán Rodríguez cuando tan sólo iban 8 minutos del primer tiempo. Sin titubear, Enrique Cáceres, le mostró la cartulina colorada al defensor colombiano por una infracción sin pelota en el mediocampo. Y a partir de ese entonces todo fue del Verdao.

Bruno Henrique abrió la cuenta pasado el cuarto de hora inicial con un fuerte remate dentro del área grande que se tornó inatajable para el uruguayo Sebastián Viera. Junior, sumergido en un mar de furia, navegó contra el área rival y terminó estallando cuando el colegiado no le sancionó un penal en su favor antes que termine el primer capítulo. El resto fue todo del Palmeiras que supo liquidarlo en la complementaria.

Miguel Borja con una volea estampó el segundo cuando recién comenzaba la última parte. A los 26 fue Henrique quien sacó un preciso remate que dio en el poste derecho de Viera y terminó metiéndose para que la goleada sea inapelable. Y si le faltaba la frutilla al postre fue una gran chance que tuvo Gustavo Scarpa con todo el arco a su merced pero su remate terminó saliendo ancho.

Junior, resignado, jugó sobre el final a que no le conviertan más goles y que termine cuanto antes esa noche para el olvido. Palmeiras ganó 3 a 0, mostró destellos interesantes más allá de la fortuna de jugar con un hombre de más, y entre los aplausos de su gente se metió arriba de todo en el grupo 8 de la Copa Libertadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *