GIMNASIA Y ESGRIMA (LA PLATA) 1 – SAN LORENZO 0: EN LA BOCA DEL LOBO

Gentileza: Mauricio Nieva

San Lorenzo volvió a tener un mal encuentro y sumó una nueva derrota que lo aleja cada vez más de la posibilidad de pelear la Superliga. En el cierre de la fecha 17, cayó en El Bosque con Gimnasia por 1 a 0 con el tanto de Facundo Pereyra. El Lobo fue muy superior y se aprovechó de un Cuervo sin ideas, y que terminó con diez jugadores ´por la expulsión infantil de Paulo Díaz.

En la previa, los dos necesitaban llevarse los tres puntos pero por realidades diferentes. El local quería acercarse a los puestos de clasificación a torneos internacionales, y continuar con su buena racha en el campeonato en su casa, en donde venía de cuatro triunfos y un empate. Por su parte, el Ciclón quería ganar para mantener la racha de nueve puntos con Boca, e igualar a Talleres en el segundo puesto.

Sin embargo, el primer tiempo comenzó con el claro dominio de los dirigidos por Facundo Sava, que provocaban el error del rival con una presión alta y asfixiante. Además apostaba a las pelotas parada, método por el cual legó la primera aproximación con un cabezazo de Manuel Guanini que pasó cerca. Más allá de tener el dominio del juego, el dueño de casa no tuvo mucha profundidad y casi no pudo inquietar a Nicolás Navarro. por su parte, los de Boedo fueron un poco más profundos, con sus limitaciones, y tuvieron tres chances claras. Un mano a mano que no pudo definir Gabriel Gudiño ante la salida de Alexis Martín Arias, un remate desde afuera de Fernando Belluschi que salió centímetros arriba del traveasño y un cabezazo de Facundo Quignon que se fue ancho.

En el complemento la paridad se rompió en los primeros minutos. Sobre los 10, Marcos Angeleri salió lejos a cortar una pelota, pero fue anticipado por Brahian Aleman que se escapó por izquierda con un lujo y envió un centro rasante al segundo palo para la aparición solitaria de Pereyra que solo tuvo que empujarla para poner el 1 a 0. Por el desarrollo del juego era merecido, aunque por situaciones, la visita había generado un poco más. El Pampa Biaggio movió el banco y con los ingresos de Nahuel Barrios y Valentín Viola, quien hizo su debut con esta camiseta, intentó darle mayor peso en ataque. Sin embargo no estuvo lúcido en los últimos metros, y más allá de un remate de Nicolás Blandi que fue despejado, no hubo otra situación clara.

Después de la media hora de juego de esa segunda mitad, el Azulgrana terminó por perder la cabeza. Ya sin ideas en ataque, reducía sus aproximaciones a centros sin sentido para que alguien salve aunque sea un punto. Sin embargo, sobre los 33 minutos Paulo Díaz vio la amarilla por tirar la pelota lejos, y a los 37 la segunda por aplaudir irónicamente un fallo de Federico beligoy que le mostró la roja, y dejó con diez hombres a la visita. A partir de ahí, el encuentro fue un monólogo del Lobo que de la mano de Aleman, más allá de su cansancio, siguió metiendo, presionando, y jugando y haciendo jugar a sus compañeros. Sobre los 43 minutos, Aleman asistió a Ezequiel Bonifacio, que lo vio solo por el medio a Gerónimo Barrales, pero este le pegó muy mal y no pudo liquidar la historia.

El resultado no se modificó, y fue final en el Bosque. Gimnasia sumó una victoria más que importante para sus aspiraciones de clasificar a alguna copa internacional. Hoy, se encuentra a seis puntos de ingresar dentro de la zona de clasificación de la Copa Sudamericana, y jugando de esta forma tiene con qué ilusionarse para hacerlo. Por su parte, San Lorenzo no solamente volvió a jugar mal, y sufrió una nueva expulsión en lo que va del 2018 (la quinta en cuatro encuentros), sino que también se aleja de Boca – quedó a 12 puntos-, y se le empiezan a acercar los equipos de atrás pensando en la clasificación a la Copa Libertadores.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*