gtag('config', 'UA-63643000-1');

RESERVA: RIVER 1 – OLIMPO 3: HERRANZ ES INHUMANO

El Millonario arrancó ganando desde el vestuario con un penal convertido por Cristian Ferreira pero finalmente fue el Aurinegro quien cantó victoria en la mañana de Ezeiza. Dos tantos del defensor Nicolás Herranz, y un exquisito tiro libre de Ezequiel Vidal sirvieron para que los de Bahía Blanca pudiesen quedarse con el triunfo ante un elenco local que pecó en demasía apelando al buen trato de la pelota.

Ni bien comenzó la contienda, Gonzalo Peralta vio una falta sobre Benjamín Rolheiser dentro del área y no dudó en sancionar la pena máxima. Ferreira fue quien tomó la pelota y a los 3 minutos superó a Guido Villar para estampar el 1 a 0 favorable a los de Facundo Villalba. Sin embargo, los hombres del «Luigi», se fueron quedando y rápidamente perdieron la tenencia del esférico.

Vidal aprovechó un tiro libre en la puerta del área grande para colgarla contra el poste más lejano de Enrique Bologna y en ocho de la etapa inicial, la cosa volvía a emparejarse. Pero River tocaba, hacía rodar la bola, y era claro hasta tres cuartos de cancha. Después Olimpo recuperaba y presionaba en un ida y vuelta entretenido.

Los desaciertos en el fondo del Millonario se multiplicaron. Lejos de su mejor versión, Luciano Lollo perdía en la salida y el «Beto» Bologna arriesgaba en demasía. Justamente, de un tiro libre que casi se mete de forma olímpica, el ex guardameta de Banfield alcanzó a dar rebote para que la entrada de Herranz pusiera el 2 a 1 antes que culmine el primer capítulo.

Ni siquiera el ingreso de Santiago Vera pudo torcer el destino ofensivo local. Antes del cuarto de hora de la complementaria fue Herranz quien movió las redes nuevamente tras un cabezazo en el área chica y estiró la ventaja en favor de los dirigidos por Darío Bonjour. Con semejante diferencia se hicieron espacios. Los de Villalba pudieron descontar en un par de oportunidades pero Alan Marcel careció de fortuna y luego Villar le sacó un hermoso zapatazo de Exequiel Palacios. En el área opuesta, increíblemente, Nicolás Katz no pudo definir con todo el arco a su merced y luego Axel Rodríguez la mandó por arriba del travesaño en lo que pudo ser la cuarta conquista para los bahienses.

Sin tiempo para más, Olimpo celebró una contundente victoria en la previa de lo que será el cotejo de la Superliga de este sábado por la noche donde ahí sí los tres puntos son más que necesarios para el Aurinegro. River, que arrancó con una sonrisa, acabó la contienda con un mar de preocupaciones y un 3 a 1 en contra que habla a las claras del pálido funcionamiento a nivel colectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *