OLIMPIA (PAR) 1 – JUNIOR (COL) 0: INOXIDABLE

Roque Santa Cruz, eterno (Foto: Arcenio Acuña, @ABCDigital)

Olimpia sigue firme en su camino a la Fase de Grupos iniciando con triunfo ante Junior una de las series más atractivas de la Fase 2. El Decano trabajó mucho en el Defensores de Chaco, pero terminó encontrando la ventaja gracias al siempre vigente Roque Santa Cruz. El Tiburón lo buscó sin precisión, y ahora intentará revertir la llave en Barranquilla.

Espectacular marco en el Estadio Defensores del Chaco, símbolo del Fútbol Sudamericano en la ciudad de Asunción. Lleno total para recibir el cotejo que allí disputaron los primeros equipos del Club Olimpia y el Club Deportivo Popular Junior Fútbol Club de Barranquilla, Colombia, en el marco de la Fase 2 de la Copa Libertadores 2018.

El Decano Guraní, dirigido por el argentino Daniel Garnero, llegaba a esta instancia tras dejar en el camino a Montevideo Wanderers con un global de dos a cero. El tres veces Campeón de América necesitaba hacerse fuerte en casa para cumplir con la obligación de meterse en los grupos.

En tanto el Tiburón, conducido por Alexis Mendoza, llegaba a disputar su decimocuarta Libertadores en calidad de Campeón de la Copa Colombia 2017, donde venció en la final a Independiente Medellín.

El partido fue entretenido de arranque, y aunque Olimpia intentó tomar las riendas del juego fue Junior quien lograría mayor presencia ofensiva. El Rojiblanco estuvo muy cerca de convertir con un cabezazo de Yony González que pasó apenas desviado al poste izquierdo de Alfredo Aguilar. La visita empezó a crecer y fue más peligroso, sin embargo cuando faltaban diez minutos para el descanso sería el Decano quien conseguiría desnivelar la balanza a su favor. Mauricio Cuero giró ante su marcador volando por banda derecha en posición de wing, el ex Banfield lanzó un perfecto centró al área chica donde Roque Santa Cruz flotó entre los centrales rivales metiendo el certero cabezazo que explotó a espaldas de Sebastián Viera. Arriba el Decano gracias a su símbolo.

El gol mejoró a Olimpia, que fue superior hasta el descanso. El Franjeado mantuvo su mejora durante el complemento, donde apretó más ante un Junior golpeado por la desventaja. Aun así el Tiburón tuvo su bala de plata, Jorge Arias ganó en las alturas metiendo un justo cabezazo que forzó el lucimiento de Alfredo Aguilar; el golero voló sobre el poste izquierdo conteniendo el peligro en dos tiempos.

Cuero fue una pesadilla para el fondo visitante, y tanto Néstor Camacho como el ingresado ex Aldosivi Santiago Rosales generaron peligro serio para un Olimpia que mereció estirar su diferencia.

Ganó bien Olimpia, pudo convertir algún gol más pero también recibirlo. Junior deberá potenciar sus buenos momentos para intentar revertir la serie el próximo jueves en Barranquilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *