WYDAD CASABLANCA (MAR) 2 – URAWA RED DIAMONDS (JAP) 3: UN QUINTA EN JAPÓN

Foto: Fifa.com

Urawa Red Diamonds superó por tres a dos al Wydad Casablanca quedándose con el quinto puesto de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2017. El conjunto nipón tomó rápido las riendas del cotejo logrando un premio consuelo ante un Diablo Rojo que se vuelve a Marruecos zapatero.

El Estadio Hazza Bin Zayed de Al In, cuarta ciudad más grande de Emiratos Árabes Unidos, abrió sus puertas para recibir el cotejo que allí disputaron los primeros equipos del Wydad Athletic Club de Casablanca, Marruecos, y el Urawa Red Diamonds de Saitama, Japón, en el marco de la definición del quinto puesto en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2017.

Wydad Casablanca, conducido por Hussein Amotta, venía de perder por la mínima ante el Pachuca mexicano en los cuartos del final. El Diablo Rojo había accedido a este Mundialito luego de consagrarse Campeón de la Copa de Campeones Africana 2017. En tanto el Urawa Reds, dirigido por Takafumi Hori, había perdido en su debut ante el local Al-Jazira tras ganar su boleto dorado al ser campeón de la Liga de Campeones Asiática 2017.

La primera aproximación peligrosa de la jornada resultó en gol, corrían 18 minutos cuando el central brasilero Mauricio Antonio pasó a posición ofensiva ejecutando un tremendo derechazo desde treinta metros que explotó entre el golero Badreddine Benachour y su poste diestro. Ganaba Urawa Reds.

La reacción marroquí fue casi inmediata, tres minutos más tarde Ismail Ed Hadad lanzó un venenoso centro frontal que con mucho veneno picó ante el golero Shusaku Nishikawa filtrándose a gol sin que nadie la desviada. Uno a uno.

La alegría de los Diablos Rojos comenzó a esfumarse enseguida, puesto a que a los 26 Urawa Reds recuperaría la ventaja en el score. Y lo hizo con una gran maniobra de combinación en velocidad, Shinzo Koroki fue manija por el centro habilitando el desprendimiento por izquierda de Rafael Silva; el ex Coritiba cambió de poste con un certero centro que Yosuke Kashiwagi desvió con piernas derecha a gol. Dos a uno los Rojos.

El club japonés empezaría a liquidar las acciones al cuarto de hora del complemento. Mauricio Antonio se benefició de un flojo despeje defensivo disparando a gol apenas detrás del punto penal, doblete para el brasilero.

Quedó tiempo para una emoción más, ingresando al cuarto minuto de adición. El juez neozelandés Matthew Conger se apoyó en el sistema VAR para cobrar como penal un livianísimo agarrón del ex Leicester Yuki Abe a Youssef Rabeh. Reda El Hajhouj se hizo cargo de la factura con un derechazo apenas cruzado que dejó estéril la reacción de Nishikawa.

Fue final, tres a dos a favor del Urawa Reds Diamonds y quinto puesto para el conjunto campeón de Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *