SACACHISPAS 1 – ALMIRANTE BROWN 1: JOAQUÍN MATTA-LILAS

El Lila y la Fragata repartieron puntos en Villa Soldati y uno de los responsables de este empate 1 a 1 fue el arquero del Mirasol, Joaquín Mattalía, que excepto en el tanto de Maximiliano Quinteros, después le bajo la cortina a su arco con una notable actuación. De todos modos esta parda no favorece a ninguno de los dos elencos que, lejos de los puestos de vanguardia, no pueden evitar mirar de reojo el tema de los promedios en la venidera temporada.

Sacachispas y Almirante Brown brindaron un entretenido espectáculo en Capital Federal. Si bien los de Gustavo Cisneros contaron con más situaciones de gol que el conjunto de Juan Barbas, la igualdad con la que cerraron la contienda fue una muestra de la impotencia ofensiva que vienen sufriendo ambas escuadras a la hora de sumar tres puntos.

Una vez más el conjunto de Soldati pagó carísimo una desatención defensiva. Así como le pasó por ejemplo con Acassuso, esta vez le tocó disfrutarlo al Mirasol. Iban 4 minutos de la etapa inicial cuando Hugo Acevedo y Leonardo Domínguez fueron a despejar la misma pelota. El arquero rechazó pero su propio defensor trabó con los botines del guardameta y el esférico le quedó servido a Ignacio Colombini para abrir la cuenta con un regalo de Navidad adelantado.

Almirante Brown pudo estirar la ventaja pero Blas García Moreno remató desviado y luego Colombini no tuvo potencia en el área grande. Después de eso, todo el partido fue de Sacachispas que antes del cuarto de hora se encontró con el empate por intermedio de un esquinado disparo de Quinteros en el que poco pudo hacer Mattalía.

Con el 1 a 1 los de Cisneros fueron a buscar la victoria. La visita no lograba conectar entre sus líneas y tanto Ezquiel Fernández como Raúl Pérez carecieron de puntería en una zona candente. Más tarde Eduardo Dos Santos exigió al arquero del conjunto de Isidro Casanova que contuvo el intento del delantero y, a continuación, le frenó el zapatazo a Julio Serrano.

En la complementaria siguió intentando el Lila. Con Pérez, con Quinteros, con Dos Santos. La Fragata sólo tuvo dos llegadas aisladas que fueron un cabezazo de Rodrigo Alonso que se fue cerca y la jugada en la cual Domínguez se reivindicó de su error inicial para trabar justo un peligroso tiro de Colombini. Pero en el área opuesta, Mattalía le ahogó el festejo al dueño de casa tapándole un cabezazo letal a Rodrigo Acosta y, sobre el epílogo, un fortísimo remate de Bryan Mendoza que pudo significar el triunfo local en la última acción de la tarde.

El arquero de Almirante Brown le mató la ilusión a Sacachispas que buscó sumar de a tres pero tuvo que conformarse con la parda. El 1 a 1 no le sirvió a ninguno de los dos pero, mientras Villa San Carlos siga sumergiéndose en los promedios, la permanencia para sendas escuadras está asegurada hasta el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *