ARGENTINOS JUNIORS 2 – RACING 0: LO PICÓ EN EL FINAL

Argentinos Juniors sumó su primera victoria en esta Superliga en el estadio Diego Armando Maradona, y desde que retornó a la máxima categoría del fútbol argentino. Fue de manera agónica y ante un rival que sigue cabizbajo como lo es Racing. Fue por 2 a 0 gracias a los tantos de Mauro Quiroga y de Leonardo Pisculichi. De esta manera, el Bicho comienza a salir del fondo de la tabla de los promedios, aunque no logró todavía salir de la zona de descenso.

Los dos llegaban con realidades similares y con mucha incertidumbre, aunque no cabía duda que eran los de La Paternal los que venían mejor porque tras dos derrotas seguidas en sus primeras presentaciones, le empató a River en el Monumental en donde mostró cosas interesantes. Por su parte, los de Diego Cocca venían dejando muchos puntos en el camino, y comenzó a recibir muchas críticas por jugar con esa línea de cinco hombres en el fondo que no le da mucho rédito.

El inicio del primer tiempo fue un monólogo del local. Con la sorpresa de que Iván Colman no estaba ni siquiera concentrado, Alexis Mac Allister se hizo dueño del equipo, y de sus pies hacía jugar a sus compañeros, incluso de su pie derecho salieron los primeros remates al arco que salieron centímetros por arriba del travesaño. Los dirigido por Alfredo Berti eran más, y hasta pudieron haberse puesto en ventaja con una clara mano de Leandro Grimi dentro del área de la Academia que Mauro Vigliano no sancionó como penal. La visita sufrió la lesión de Diego González a los 34 minutos, y en su lugar entró Federico Zaracho, que fue el más inquieto en ataque, y el primero en probar a Lucas Cháves, que contuvo sin problemas el tiro. La más clara de esa primera mitad fue para los de La Paternal, cuando Nicolás González quedó mano a mano frente a Gastón Gómez, que lo atoró bien, y le tapó el disparo con el pecho.

En el inicio del complemento, los de Avellaneda salieron de otra manera, y con Enrique Triverio y Zaracho como los más inquietos arriba, intentaba abrir la cuenta. Pero al cuarto de hora volvió a dedicarse más a defender, y el Bicho volvió a crecer con Alexis Mac Allister, y la velocidad de Javier Cebrera. Justamente con un desborde por derecha del uruguayo llegó la más clara en los pies de Braian Romero, que entró de cara al arco, pero inexplicablemente la pelota se le fue varios metros por arriba del travesaño. Berti cambió piezas, y el equipo mejoró. Con los ingresos de Francis Mac Allister, Quiroga y Pisculichi el equipo tuvo otro peso en ataque, y le aportaba remate desde afuera con la entrada de Piscu.

Sin embargo, mientras más cerca del final, había menos chances, hasta que a los 43, el Chila Gómez salió muy lejos a buscar una pelota que nunca encontró, Romero la paró, y se la tiró por arriba, pero cuando estaba por entrar, apareció la cabeza de Quiroga para empujarla y poner el 1 a 0. Pero eso no fue todo, porque ya en desventaja, la Academia estaba desconcertada, y lejos quedó de la igualdad. Para colmo, a los 47 minutos, el Bicho tenía un tiro libre a su favor, y Pisculichi se perfiló para patear. Remató violentamente, e hizo picar la pelota antes de que le llegue a Chila Gómez, que con pocos reflejos no pudo evitar la segunda caída de su valla.

No hubo tiempo para más, y Vigliano marcó el final del partido en La Paternal. Argentinos sumó su primera victoria en el campeonato, y empezó a sumar porque sabe que los promedios lo corren de atrás. Ganar siempre es importante, pero Berti se fue muy satisfecho con sus jugadores porque no solamente se quedaron con los tres puntos sino que también jugó bien y redujo de gran forma a uno de los equipos grandes del país. Por su parte, Racing continúa con muchas dudas, y lejos está del rendimiento que supo y puede dar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *