GEORGIA 1 – IRLANDA 1: ESTÁN VERDES

Foto: AFP PHOTO / Vano Shlamov

El Ejército Verde no estuvo feliz en Tifilis ya que empató 1 a 1 contra el ex combinado soviético que conduce Vladimir Weiss y perdió su lugar de privilegio en el grupo 4 de las eliminatorias europeas. A tan poco de la bandera a cuadros, los hombres de Martin O´Neill flaquearon ante un débil oponente y pusieron en riesgo su pasaje a Rusia 2018.

Parecía que iba a ser un trámite y terminó en dolor de cabeza. Irlanda tenía enfrente a un Georgia al que no sólo le había ganado los últimos ocho encuentros que tuvieron entre sí, sino que además, tampoco tenía aspiraciones mundialistas. Pero como el fútbol es la dinámica de lo impensado, quienes terminaron celebrando fueron los serbios que quedaron como único líder y también Gales que se acercó a la pelear por los puestos de repechaje.

Shane Duffy abrió al cuenta cuando recién arrancaba la contienda. Una salida en falso de Giorgi Makaridze le permitió al hombre del Blackburn Rovers cabecear emulando en parte a Diego Maradona contra los ingleses en México 86, y en otro tanto a Claudio Paul Caniggia ante Italia en 1990. De esa conexión salió la apertura del marcador y la felicidad para el Ejército Verde que ya cosechaba los tres puntos necesarios para seguir en lo más alto de su zona.

Lo cierto fue que después del 1 a 0, Irlanda la empezó a pasar realmente mal. Por la banda derecha, Otar Kakabadze se hacía un picnic y creaba las situaciones más claras para un Georgia que ya le había robado unidades a Gales el pasado seis de octubre y relegó las aspiraciones de los muchachos de Gareth Bale y companía.

Tan grande era el dominio local que, en una gran jugada colectiva, Jano Ananidze descargó con Valeri Kazaishvili. El jugador del San José Earthquakes de la Major League Soccer tocó suavemente ante un estático Darren Randolph y puso el empate cuando iban 34 minutos el primer tiempo.

La visita reaccionó en la complementaria con un zapatazo de Harry Arter, otro de Jon Walters y el intento de siempre de James Mc Clean. Hasta pudieron ganarlo los de verde con una situación en la cual casi Guram Kashia, defensor local, casi empuja un rebote de su arquero en contra de su arco. Pero ya era tarde para reaccionar y los minutos consumieron el sueño de los dirigidos por O´Neill.

Georgia celebró el punto cosechado en su casa que le sirve solo para seguir sumando experiencia. Irlanda, con el empate 1 a 1, perdió la punta del grupo y dejó en el camino una gran parte de sus ilusiones de ir al Mundial directamente. Y encima, ahora Gales, le pisa los talones para dejarlo directamente con las manos vacías a un seleccionado que lo pudo tener todo pero regaló dos puntos claves.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*