DOCK SUD: CENTENARIO CON PENA Y SIN GLORIA

Por: Marcelo Patroncini

Los Inundados ya pasaron todo su centenario y no pudieron celebrarlo ni dentro ni fuera de la cancha. Los episodios de violencia ocasionados exactamente un año atrás generaron que muchos partidos se jugaran a puertas cerradas o con socios. No obstante tampoco hubo resultados favorables dentro del terreno de juego y así, lo que tendría que haber sido una fiesta, quedó raudamente en el pasado.

El sur del Gran Buenos Aires amaneció amarillo y azul el pasado primero de septiembre de 2016. Sportivo Dock Sud cumplía un siglo de vida y todo estaba vestido para que sea una verdadera fiesta. Hubo una caravana, el delirio era total, pero la noche terminó con un tiroteo que terminó costándole muy caro.

Frente a semejante situación, el centenario se empañó. Los organismos de seguridad no querían que hubiese público, finalmente terminó ingresando un puñado de socios. Los controles policiales, de todos modos, fueron extremos y en abundancia a pesar del escueto número de personas que podía realmente ingresar al Estadio de los Inmigrantes.

En lo futbolístico, lOs Inundados tuvieron dos entrenadores. Como a Hernán San Martín no le había ido bien desde el comienzo, la dirigencia se volcó por Sergio Benet. El rumbo jamás se enderezó. En total, durante el período en el cual el Docke festejaba sus 100 años, jugaron 37 partidos. Tan sólo ganaron 7, empataron 16 y perdieron 14. Números que tampoco ayudaron a una celebración opacada.

Pasó un nuevo aniversario. Dock Sud ya no tiene más un siglo clavado. Ahora son 101 y el domingo debutará en otra temporada de la Primera C. El sueño de todos los hinchas es que todo quede en el olvido y, en este ciclo, regresen las alegrías. Y ahí sí, volver a sonreir como lo hizo durante toda su historia.