COLEGIALES: REFORZADO EN VELOCIDAD LUZ

El Tricolor de Munro sufrió la salida de varios jugadores que defendieron sus colores el torneo pasado pero, rápidamente, la dirigencia le brindó al entrenador las herramientas para contar con caras nuevas. Así, Marcelo Straccia y sus ayudantes, se aseguraron seis refuerzos cuando la temporada de la Primera B Metropolitana todavía no puso fin debido al mediático desenlace del cotejo entre Deportivo Riestra y Comunicaciones.

No todos los equipos tuvieron la suerte de incorporar como sí lo hizo Colegiales. La vuelta de Alejandro Granero al arco para suplir el éxodo de Marcos Jara le dio cierta tranquilidad al cuerpo técnico. No obstante, las bajas y las altas continuaron para que haya cambios en todas las líneas del conjunto del norte del Gran Buenos Aires.

Se fueron jugadores importantes que fueron claves la temporada pasada como Mauro Scatularo y Lionel Altamirano pero también arribaron profesionales de peso como Carlos Casteglione y Zelmar García. Claro que los refuerzos continuaron y así estamparon su rúbrica Agustín Goñi, Maximiliano Pollachi y el «Gula» Gastón Díaz.

Sin embargo, a pesar del movido mercado de pases, no todas las noticias fueron positivas. En las últimas horas llegó una carta a Malaver y Posadas informando que Colegiales deberá abonar la suma de 36 mil pesos en concepto de energía eléctrica utilizada. Ante semejante situación fueron los medios masivos quienes fueron hasta Munro para exponer este tema que no es nuevo y que ya había sacudido, un tiempo atrás, a instituciones como Yupanqui.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*