ALL BOYS 1 – FERRO 0: «ALBO»RDE DE SALVARSE

All Boys consiguió una victoria vital en su pelea por mantener la categoría para la temporada que viene. Es que en el estadio Islas Malvinas derrotó por 1 a 0 a Ferro Carril Oeste, que terminó con un hombre menos por la expulsión de Matías Muñoz, gracias al gol de Maximiliano Salas en el primer tiempo. De esta manera, los dirigidos por José Romero continúan fuera de la zona de descenso, y con un triunfo más en las dos jornadas que restan, podría sellar su permanencia, si se dan algunos otros resultados.

Fría tarde de domingo en Floresta. Los presentes de los dos equipos eran poco alentadores. Sin embargo la gente del Albo se acercó en un gran número para apoyar a su equipo que se juega seguir una temporada más en la Primera B nacional. En frente, recibía a un diezmado Verdolaga, que tras perder en su casa con Guillermo Brown de Puerto Madryn, se quedó sin director técnico, y fue Jorge Cordon el encargado de hacerse cargo, y dirigir al equipo los últimos encuentros. La mano del DT de reserva y Coordinador de Inferiores se vio desde el arranque con tres juveniles dentro del 11 inicial: Muñoz, Nicolás Gómez y Bruno Barranco.

En cuanto al inicio del encuentro, el local fue un claro dominador. Empujado por un Hugo Soria que mordía en la mitad de la cancha, con los desbordes de Cristian Canhué por izquierda y la potencia de Maxi Salas. Sin embargo las primeras dos chances claras fueron mediante pelotas paradas (una debilidad del último tiempo del Verde), aunque los cabezazos de Emir Faccioli y de Angel Vildozo salieron desviados. Sin embargo, a los 29 minutos, los de Floresta lograron abrir merecidamente el marcador. Gastón García envió un lateral al área, la pelota picó, ningún defensor logró despejar y apareció Salas para rematar de zurda y vencer a Andrés Bailo. En ese cuarto de hora que restó de la primera mitad, Oeste poco pudo hacer para igualar las acciones en un Islas Malvinas eufórico.

En el complemento, el Verdolaga mejoró un poco con las apariciones del juvenil Gómez, que se mostró encarador y que pedía absolutamente todas. Pero se encontraba muy solo en ataque, y no se podía asociar ni con Barranco ni con Luís Salmerón. La única clara que tuvieron los de Caballito en el encuentro llegó mediante su referente y capitán, el Pupi Salmerón, que no pudo aprovechar una pelota que quedó boyando en el área y su remate salió por arriba del arco defendido por Nahuel Losada. Las esperanzas de la visita de llegar a la igualdad se diluían, más aún cuando Muñoz vio la roja por una infracción en la mitad de la cancha y que cortó un ataque. En los últimos 10 minutos de juego, Oeste no pudo hacer pie en campo rival, y fue perdonado varias veces por el Blanco y Negro, que contó varias para liquidar el pleito, pero falló a la hora de la definición.

Fue final en Floresta. All Boys consiguió tres puntos vitales en su lucha por no descender a la Primera B Metropolitana, y sabe que si se dan algunos resultados, en la próxima jornada podrá salvarse definitivamente. Por su parte, Ferro sumó su tercera derrota consecutiva, y el cuarto sin conocer la victoria fuera de Caballito. Lo cierto es que no cierra una mala campaña el verde, aunque el objetivo era claro: obtener el ascenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *