INSTITUTO 0 – FLANDRIA 2: EL CANARIO ANDA «JOYA»

Foto: http://mundod.lavoz.com.ar

Había perdido su invicto del año el pasado jueves frente al líder, Argentinos Juniors. Sin embargo, una seguidilla de cotejos sin derrota permitió que el Canario sea el equipo sensación del 2017. Y ese calificativo se pudo justificar en Alta Córdoba cuando el elenco de la dupla Favio Orsi – Sergio Gómez destrozó la ilusión de La Gloria al conseguir un épico triunfo por 2 a 0.

Instituto volvió a tropezar muy cerca del final. Si ganaba quedaba a seis puntos del segundo puesto que actualmente ocupa Guillermo Brown de Puerto Madryn pero no, falló, y sumó su derrota segunda al hilo que lo aleja del sueño de volver a la máxima categoría incluso sabiendo que aún debe quedar libre. En la vereda opuesta está Flandria que no sólo empezó a asegurarse la permanencia sino que además armó un lindo colchón de puntos pensando en lo que será la venidera temporada de la segunda categoría.

Gustavo Gotti pudo abrir la cuenta cuando sólo tenía que soplarla frente al arco de Leonardo Griffo pero no llegó. Sacando esa situación, el protagonismo fue todo de la visita. Los refuerzos durante el receso han sido un acierto y así, Facundo Melivilo y Franco Costa, enloquecieron a su rival. El «Paqui» envió un centro pasada la primera media hora y Pablo Bueno conectó de cabeza para superar a Brian Olivera.

Con el 1 a 0, el Canario fue por más. Se sentía dulce, como durante todo este año. Y ese positivismo se transformó en la segunda conquista de la noche cordobesa. Aprovechando que el dueño de casa se había ido en busca del empate, Melivilo elaboró una contra letal para que los de Jáuregui se fueran a los camarines con un holgado triunfo.

La expulsión de Gabriel Díaz en el conjunto bonaerense le abrió los caminos al local en la complementaria. Pero la suerte le fue dispar incluso con un penal que La Gloria falló. Paulo Rosales desde los doce pasos no pudo batir a Griffo y así empezó a consumarse la victoria del equipo de la dupla Orsi – Gómez.

Flandria, ganó 2 a 0, y demostró que puede brillar en este Nacional B por mucho tiempo más. Instituto fue opaco, perdió todo tipo de ilusión con la derrota, y ni siquiera le pudo regalar una alegría a uno de sus hijos pródigos, Paulo Dybala, que estuvo presente en la noche de Alta Córdoba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *