PLATENSE 3 – EXCURSIONISTAS 0: QUE EL FÚTBOL NOS ABRACE

Foto: @MatuCVazquez

El Marrón volvió al triunfo y vapuleó al Verde por 3 a 0 en Vicente López. Con la goleada consumada el Calamar volvió a los puestos de Reducido brillando en un segundo tiempo como hacía tiempo no tenía, mientras que el Villero perdió la categoría regresando así a la Primera C. Pero a pesar de ello, el fútbol volvió a demostrar que hay sentimientos que lo convierten en un deporte único.

Cuando Paulo Vigliano marcó el final de la contienda, los jugadores de Excursionistas se rindieron. A un año de su vuelta a la Primera B Metropolitana, no tuvieron reacción futbolística para mantener la categoría. Las lágrimas y la desazón inevitable contagiaron a los jugadores de Platense. Y fue Luis Quiroga, figura indiscutida de la tardenoche, quien en lugar de sentirse orgulloso fue a consolar a su víctima predilecta del sábado: el arquero Nerón Iriarte.

Con imágenes como estas, de compañerismo, y sobre todo en un partido muy picante donde ninguno de los dos regaló nada, hay una luz de esperanza para ver un fútbol más sano. Un Sacachispas que ha desdramatizado todo y un gran gesto en Vicente López hablan a las claras que a pesar de lo que ocurra durante los 90 minutos, el mensaje de paz tiene que salir de adentro hacia afuera. Y cuánto vale ese cariño del «Popi» hacia el guardameta cuando, horas atrás, en Isidro Casanova todo parecía que este deporte volvía a escribir sus páginas más oscuras por un encuentro suspendido por peleas en la tribuna.

A todo esto, hubo una contienda en la que los roces le ganaron al fútbol durante varios pasajes. En el primer tiempo Platense propuso muy poco y la más clara la tuvo en los pies de Quiroga a quien le faltó puntería para abrir la cuenta. Era Excursionistas quien, con un Patricio Pérez movedizo, generaba algo de riesgo y esforzaba cada tanto a Ezequiel Mastrolía. A pesar de ello, y de una infracción antideportiva de Gustavo Toranzo que no fue sancionada, ambas escuadras se fueron al descanso igualadas en cero.

En la complementaria los minutos empezaron a consumir las aspiraciones del Verde. Lo tuvo Pérez pero el ex Vélez se encontró con Mastrolía. También pudo hacerlo Juan Semería pero optó la personal antes que descargar con sus compañeros. Y a los 19 minutos un centro de Emiliano Carrasco para la entrada de Quiroga empezó a sentenciar la historia de los del Bajo Belgrano. El «Popi» simplemente tuvo que empujar el esférico y marcó el 1 a 0.

Desarticulado emocional y futbolísticamente, los de Walter Cataldo se fueron del encuentro cuando llegando a la media hora le regalaron un penal al elenco de Omar Labruna. José Vizcarra no perdonó a Iriarte y estampó el 2 a 0. Después se fue expulsado Ramiro Montenegro para dejar al Villero con un hombre de menos, algo que se repitió en los últimos partidos del conjunto descendido. Y con todo liquidado, Quiroga clavó una maravilla de tiro libre para enmarcar una victoria que le vuelve a dar vida al Calamar.

Platense ganó 3 a 0 y se mete otra vez en los puestos de Reducido. Excursionistas, goleado, perdió la categoría. Pero lo que hay que destacar fue ese abrazo que acompaña en un fútbol tan lastimado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *