ATLANTA 1 – TRISTÁN SUÁREZ 1: EL CAMPEONATO SERVIDO

Atlanta le dejó servido el ascenso a Deportivo Morón. Es que tras igualar 1 a 1 frente a Tristán Suárez en Villa Crespo, el Gallo precisa de un triunfo para retornar a la Primera B Nacional. Luís López había puesto en ventaja al Lechero en el amanecer del encuentro, mientras que Diego Dorregaray convirtió el empate definitivo. Este no fue un juego cualquiera para los hinchas del Bohemio porque sumaron su juego número 1000 en su casa.

Clima festivo en el estadio león Kolbowski porque no era un día cualquiera. Porque 57 años después de su primer partido disputado ahí, llegó el día del número 1000 y glorias de la institución dijeron presente para recibir el reconocimiento de dirigentes y de los propios hinchas. Sin embargo, la fiesta parece que durmió a los jugadores locales que saltaron a la cancha desdibujados. Esto lo aprovechó el conjunto comandado por Daniel Bazán Vera (quien por cierto no fue muy bien recibido) y a los 9 minutos aprovechó la floja defensa rival. Centro rasante de Lucas farías, el fondo auriazul no pudo despejar y fue López el que solo la empujó para el 0-1. La ventaja desesperó a los locales y le dio tranquilidad a los de Ezeiza, quienes continuaron atacando y casi logran ampliar la diferencia con remates de Francisco Molina y de Nicolás Monserrat que quedaron en las manos de Agustín Gómez.

En el complemento, Guillermo Duró movió piezas, y con los ingresos de Juan Manuel Tolosa y de Julián Barria le cambió la cara al equipo. Con el correr de los minutos ganó profundidad y se acercó al arco defendido por Elías Fretes, aunque seguía dejando espacios atrás. El encuentro era de ida y vuelta y ambos contaban con chances de marcar o la paridad, o de estirar la diferencia. Sin embargo, fue el Bohemio el que sobre los 24 minutos logró golpear y empatar el marcador. Barría desbordó, dejó sin chances a Fretes y le dejó servido el 1 a 1 a Dorregaray, que con un cabezazo envió la pelota al fondo de la red.

Los últimos 20 minutos fueron electrizantes. El local iba obligado en busca del triunfo, y le permitía al Lechero, cada vez que salía de contra, llegar al área rival con superioridad numérica como para llevarse los tres puntos. Farías y Claudio Galeano tuvieron las dos más claras para la visita, aunque no estuvieron finos en la definición, mientras que Barría y Dorregaray tuvieron las suyas para darle una alegría a los de Villa crespo, pero no pudieron superar a fretes.

Antes del final del partido, hinchas de Deportivo Morón, desde las vías del tren San Martín, tiraron fuegos artificiales y bengalas de humo rojo y blanco como anticipándose al festejo del ascenso. Fue 1 a 1 en el León Kolbowski. Una igualdad que a Atlanta, que terminó con uno menos por la expulsión de Rodrigo Alonso, lo deja casi sin chances de pelear por el ascenso directo, y que ya lo hace pensar solamente en el reducido y de no perder ese segundo lugar para definir en casa. Por su parte, Tristán Suárez tampoco le sirve mucho porque hasta el momento sigue manteniéndose fuera de los ocho que disputarán el segundo ascenso a la B Nacional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*