HURACÁN 4 – DEPORTIVO ANZOÁTEGUI 0: LOUIS VAN… ¡GOL!

Cuando el Acorazado Oriental se preparaba para definir la llave de la Copa Sudamericana a través del punto penal y, su entrenador argentino, Nicolás Larcamón tenía en mente hacer la gran Louis Van Gaal para reemplazar al arquero por un experto en detener disparos desde los doce pasos, la hisotria le hizo un guiño al Globo. En tiempo de descuento, Alejandro Romero Gamarra, desató la fiesta en el Tomás Adolfo Ducó para que el Quemero derrote por 4 a 0 a la escuadra venezolana y acceda a la siguiente fase remontando un 0 – 3 que parecía lapidario.

Los primeros segundos del partido tuvieron a Deportivo Anzoátegui robándole el esférico a Huracán y acercándose al arco de Gonzalo Marinelli. Poco le duró la ilusión al visitante que terminó rifando su suerte al apostar a que corran los minutos sin siquiera buscar ese tanto que le hubiese complicado, de sobremanera, la noche al dueño de casa.

A los 22 minutos una patinada del guardameta Beycker Velásquez le dejó el tanto servido al «Kaku» Romero Gamarra. El remate del mediocampista oriundo de Ciudadela logró ser despejado, con la mano, por el defensor Rubén Ramírez que, posteriormente, sería amonestado por dicha acción. Sin embargo, con todo el arco desguarnecido, Diego Mendoza facturó para los de Juan Manuel Azconzábal que empezaban a soñar con una remontada épica.

Carísimo pagó el Acorazado Oriental replegándose porque fue el Globo quien dominó las acciones a su antojo. Dos remates de Daniel Montenegro obligaron a la reacción del arquero que, remendando su error, privaba al Quemero de irse al descanso con una diferencia más amplia y merecida. Sin embargo, la ilusión de los venezolanos de bajarle la persiana a su meta, duró muy poco.

A los 7 minutos de la segunda mitad, otra floja reacción de Velásquez le permitió a Huracán anotar el 2 a 0 por intermedio de un cabezazo de Norberto Briasco que contó, claramente, con la complicidad del arquero rival. Empujado por su gente, la escuadra del «Vasco» igualó la serie 180 segundos más tarde aprovechando un hermoso misíl del debutante Leandro Cuomo.

El Quemero sabiendo que había conseguido emparejar las acciones sacó un poco el pie del acelerador y, si bien los venezolanos no supieron como inquietar a Marinelli, todo indicaba que la lotería de los penales era inevitable. Por eso mismo Larcamón a los 47 de la complementaria optó por mandar al arquero suplente al campo de juego pero el cambio nunca llegó a concretarse. Romero Gamarra entrando a espaldas de todo el Acorazado Oriental sacó un potente remate cruzado que superó la resistencia de Velásquez y estampó el tanto que al Globo le daba el pasaje directo a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana.

Deportivo Anzoátegui ni siquiera supo como cuidar el amplio resultado que había conseguido en su casa y terminó yéndose con las manos vacías. Huracán lo derrotó por 4 a 0 con un gol inolvidable del Kaku cuando Larcamón estaba por hacer la gran Louis Van Gaal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *