gtag('config', 'UA-63643000-1');

VICTORIANO ARENAS 2 – MUÑIZ 2: EX Y EXPULSADOS

El CAVA ganaba dos veces el partido en Valentín Alsina pero, un par de errores defensivos, dejaron sin la victoria a los dirigidos por Sergio Geldstein. En la última jugada del encuentro, Lucas Merani cumplió con la ley del ex y decretó el 2 a 2 final. Una vez finalizada la contienda, se armó una trifulca donde Juan Pablo Battaglia no tuvo más remedio que expulsar a Cristian Medina por el local, y a Raúl Zapata por la visita, cuando marchaban rumbo a los camarines.

Victoriano Arenas necesitaba sumar de a tres frente a un Muñiz que realmente sólo espera que termine la temporada cuanto antes. Al conjunto de la Isla el triunfo le servía para afianzarse más en el Saturnino Moure y para buscar una mejor ubicación en el Reducido, para, al menos, empezar a asegurarse que la definición mínimamente en cuartos de final sea en casa. Sin embargo, pecó durante los noventa minutos, con querer salir jugando por abajo y haciéndolo con fallas todo el tiempo.

En la etapa inicial fue mucho más el Rayo Rojo que sufrió la caída de su valla cuando recién arrancaba el partido. Matías López se filtró dentro del área, descargó para Mohammed Baki, y el ghanés no perdonó a Javier Balbuena para poner el asunto 1 a 0. A partir de allí se agrandaron las figuras de Jhomar Molina y Michel Dell´Arciprett. La visita generaba peligro pero Leandro Romero, muy atento, se encargaba de custodiar la victoria parcial para el CAVA. Eso sí, en cada saque de arco, el esférico terminaba en lateral para los dirigidos por Marcelo Laguilhón.

Los de Geldstein no cambiaron nunca su libreto y así terminaron pagando muy caro una jugada que, a los 11 del segundo tiempo, terminó en un penal infantil por no reventar la pelota de una vez por todas. Alejandro Acuña ejecutó el disparo desde los doce pasos, Romero contuvo el remate, pero en el rebote fue Mariano Filiosi quien no perdonó a Victoriano Arenas y consiguió el empate. Con el 1 a 1, Muñiz siguió acercándose con peligro hacia la retaguardia local y dejó espacios para que el dueño de casa también tuviese las suyas.

A los 43 de la complementaria, cuando todo parecía terminado, Luciano Venturini conectó de cabeza un exquisito centro y volvió a aventajar al CAVA que estalló de felicidad y festejó con una montaña humana. Incluso el público presente empezó a cantar por el ascenso y la ilusión reinaba en el Saturnino Moure. Hasta que, cuando iban 49, el «Cuqui» Merani volvió a emparejar la contienda y a llenar de interrogantes al conjunto de la Isla.

Terminado el encuentro, los jugadores se trenzaron camino a los vestuarios. Battaglia expusló a Medina y a Zapata que se iban con furia. Muñiz rescató un punto que de nada le sirve mientras que Victoriano Arenas, lo tenía en el bolsillo, y tuvo que conformarse con el 2 a 2 final en Valentín Alsina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *