ARGENTINO DE QUILMES 1 – EL PORVENIR 1: ESE TANO HERMOSO

El Mate ganaba por la mínima en la barranca quilmeña y merecía más. Sin embargo apareció el interminable Sergio Salomone, de tiro libre, para igualar las acciones de un partido cuyo inicio se demoró por falta de ambulancia y, que se disputó como se pudo en un terreno de juego que terminó siendo un barrial.

Argentino de Quilmes necesitaba una victoria para recuperar la memoria y no estuvo muy lejos de lograrla. Sin embargo, los de Juan José Acuña dilapidaron sus oportunidades y terminaron aguantando el resultado tras quedarse con diez hombres por la doble amarilla que recibió Nicolás Herrera. El Porvenir, ratificó su buen momento estando dentro de los ocho que ingresarían al Reducido, ya que no bajó los brazos cuando su oponente lo avasallaba.

El dueño de casa supo ser más durante gran parte de la contienda. En el primer tiempo los intrépidos Walter Hermoso y Alejandro Monzón se tornaron un dolor de cabeza para Maximiliano Díaz. Si embargo la verdadera jaqueca se dio en el área opuesta cuando a los 23 minutos, y tras su segundo pedido de asistencia, Adrián Leguizamón debió abandonar el campo de juego para ser reemplazado por el juvenil Gonzalo Rocha.

Mientras la visita sólo era Salomone dependiente, el local se encontró con un golazo de Hermoso que sacó un gran zapatazo llegando a la media hora para poner el 1 a 0 con el que Argentino de Quilmes se iría al descanso en ventaja. El Porvenir, sin poder hacer pie en el lodazal de Cevallos y Alsina, no sólo caía sino que también salía de la zona del octogonal puesto a que Sportivo Italiano derrotaba a San Miguel en Ciudad Evita.

Durante la complementaria, el Mate perdonó en varias oportunidades a su oponente. En la primera fue Monzón quien remató débil con el arco prácticamente desguarnecido. Más tarde Patricio Grgona despejó en la línea otro intento y Díaz hizo lo propio con un fortísimo tiro libre de Fernando Barrios. Así los de Acuña se agrandaban en su casa y crecía también la imagen de Dalmiro Gaeto. Hasta que, a los 22 minutos y en una situación aislada, El Porve tuvo un tiro libre realmente vital. Salomone se encargó de ejecutarlo y, con la ayuda del travesaño, batió la resistencia de Rocha para poner el 1 a 1 en la barranca.

Con la parda en el tanteador, El Porvenir tomó el protagonismo que no había tenido antes y mucho más aún cuando el dueño de casa estuvo en desventaja numérica. Argentino de Quilmes dejó pasar la oportunidad de volver al triunfo pero terminó conformándose con el 1 a 1 que tuvo todos los condimentos y dejó a ambas escuadras en zona de Reducido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *