NUEVA CHICAGO 1 – FERRO 1: SIRVE DE POCO

En el estadio República de Mataderos, Nueva Chicago y Ferro llegaban con la ilusión de sumar los tres puntos para quedar como escoltas de Argentinos Juniors. Sin embargo ambos equipos no pudieron salir de la igualdad. Fue 1 a 1, y Nahuel Luján abrió la cuenta para los de Caballito, mientras que Facundo Pumpido marcó la paridad a favor de los comandados por Sergio Rondina.

El Torito venía de perder el Superclásico del Ascenso en su visita a Floresta. Cayó por 2 a 0 frente a un All Boys que con poco, fue claramente superior, e hizo que los de Mataderos tuvieran el peor encuentro en lo que va del año. Por su parte, el Verdolaga venía de golear otra vez como local, aunque se sabe que cuando sale de su casa le cuesta repetir lo hecho, y esta vez no fue la excepción.

Sin embargo, todo arrancó de una gran forma para los dirigidos por Marcelos Broggi. Es que a los 6 minutos, Osvaldo Barsottini rechazó una pelota casi desde su área, Luján ganó por arriba y le dejó la pelota a Gonzalo Castillejos, este le devolvió rápidamente y el ex Belgrano se fue de cara al gol. Con la presión de Adrián González, el cordobés sacó un buen remate que se metió en el ángulo defendido por Alejandro Sánchez para abrir la cuenta, y poner el 0-1. Oeste fue más en esa primera mitad, controló la pelota, y hasta casi pudo ampliar la diferencia con una contra de Luján, pero que el Oso Sánchez atoró bien. Los locales estaban desdibujados, y les costaba generar peligro.

En el complemento, la cosa cambió. El verdinegro salió con mayor decisión, más agresivo, y empezó a acorralar a su rival. Primero avisó con un tiro libre Marcos Aguirre, pero su tiro se fue por arriba del travesaño. El local era muy insistente, y a los 20 minutos tuvo su recompensa porque Pumpido ganó en el área Verdolaga, y de cabeza estampó el 1 a 1. Empujado por su gente, los de Mataderos fueron con todo por el triunfo, y Fernando Valenzuela tuvo una clarísima con un remate que se fue besando el palo, e hizo gritar a varios un gol que no fue. Por su parte, los de Marcelo Broggi se acordaron tarde de atacar, aunque sobre el final tuvieron la chance de llevarse los tres puntos con un cabezazo de Luís Salmerón que se fue apenas ancho.

Fue final en Mataderos. Chicago fue superior en el segundo tiempo, y aunque no le alcanzó para llevarse la victoria, pudo llegar a los 50 puntos y alcanzar a Guillermo Brown en la posición por el segundo ascenso. Por su parte, Ferro desperdició otra gran chance de quedar como escolta de los de Puerto Madryn, y cada vez que sale de Caballito le cuesta y mucho irse con una sonrisa. Ya suma 5 encuentros sin ganar como visitante, con 4 empates consecutivos y una derrota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *