gtag('config', 'UA-63643000-1');

JUVENTUD UNIDA (G) 1 – BOCA UNIDOS (C) 1: FIEL REFLEJO

Foto: www.eldiaonline.com

Juventud Unida y Boca Unidos disputaron en Gualeguaychú un partido acorde a sus presentes, pocas situaciones para el empate en uno.  El Diablo Norteño se puso en ventaja desde los doce pasos mediante el Ogro Núñez, mientras que el Decano consiguió la rápida igualdad desde la misma vía gracias a Rambo Marchesini. A ambos se les sigue negando el triunfo.

Cruce de necesitados en el Estadio De Los Eucaliptos, allí el Club Deportivo Juventud Unida de Gualeguaychú, Entre Ríos, recibía al Club Atlético Boca Unidos de Corrientes. Carlos Macchi disponía un equipo cargado de juveniles, dando descanso a algunos habituales titulares teniendo en cuenta los viajes que está afrontando el Juve.

Boca comenzó mejor el partido, aprovechando espacios y metiendo a sus  volantes en terreno local con el Toti Ríos como eje futbolístico. Pese al dominio territorial el Aurirrojo no lograba generar peligro serio contra el arco de Lucas De León. El Decano ganó confianza con el correr de los minutos imponiendo mayor presencia ofensiva y logrando las dos oportunidades más claras del juego. Primero Claudio Pombo estrelló un potente derechazo en el travesaño, luego Sacha Vela sacó un disparo que pegó en el palo izquierdo de Fabricio Henricot antes de salir por línea de fondo.

Ya en el complemento llegarían los goles, ambos desde los doce pasos. Alcanzando al minuto veinte una buena jugada colectiva de Boca encuentra a Núñez dentro del área, el Ogro habilita el desprendimiento de Germán Herrera y Rubén Paggio lo toca en clara infracción. Diego Ceballos sancionó penal y el mismo Cristian Núñez se hizo cargo con un derechazo a pie abierto que finalizó en gol. Uno a cero para la visita.

Ocho minutos más tarde el mismo Paggio atacó por banda izquierda y lanzó un centro a posición de Maximiliano Sánchez, quien impacta la pelota con su mano. Ceballos cobró nuevamente sin dudar y el capitán Matías Marchesini castigó con un tremendo zurdazo que besó la zona baja del travesaño antes de explotar contra la red. Uno a uno.

Ambos buscaron el resultado en lo quedó de partido, y aunque el juego tomó intensidad de ida y vuelta fue Boca Unidos quien quedó a orillas del triunfo, cuando Marcelo Ortíz definió mal en una gran posición dentro del área. Inamovible parda.

Con la igualdad Juventud Unida cayó nuevamente en zona de descenso, aunque superó por una unidad a Estudiantes el partido de menos que tienen los de San Luis favorece su promedio. Ahora el Decano visitará a otro rival directo en una nueva final, en Mendoza ante Independiente Rivadavia.

Boca Unidos alcanzó la línea de las 32 unidades, pero se mantiene en los últimos puestos de la tabla. Los de Christian Bassedas sumaron su quinto empate consecutivo y llevan once juegos sin conocer el triunfo. Buscarán romper el maleficio recibiendo la próxima fecha a Los Andes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *