ATLANTA 1 – SAN TELMO 1: TE PERDONO LA ANTERIOR

El Bohemio y el Candombero igualaron 1 a 1 en la noche de Villa Crespo. Se trató de un cotejo completamente atípico, donde la primera hora fue para dormise y la última media muy intensa. No obstante este resultado aleja tanto a los de Guillermo Duró del objetivo principal como a los de Jorge Franzoni en su sueño de acercarse a los puestos de Reducido.

La derrota de Defensores de Belgrano y de Platense le daba la oportunidad a Atlanta de convertirse en escolta del Deportivo Morón acompañando la línea de Almirante Brown. No obstante, una vez más, la carencia de ideas le jugó en contra a uno de los candidatos al ascenso y, hasta incluso, se vio sorprendido por un San Telmo que hasta el quinto minuto de adicionado se llevaba una victoria valiosísima para Isla Maciel.

Durante el primer tiempo hubo realmente poco y nada para destacar. Dos remates al arco de Ezequiel Ruíz que encontraron bien parado a Agustín Gómez, y por el lado local, un tiro libre que logró manotear Carlos de Maneses. Incluso, hasta los 15 minutos del segundo tiempo, el aburrimiento le ganaba por goleada a un encuentro chato, sin ideas, pobre, opaco, mísero. Sin embargo todo cambió cuando los jugadores empezaron a levantar temperatura y el marcador se abrió.

Antes de los 20, Atlanta desperdició un contragolpe de cinco contra uno. Luciano Pons fue quien adelantó la pelota regalándola sin más al único defensor que tenía San Telmo. Acto seguido, atacó la visita y en una falta infantil dentro del área, recibió el regalo máximo de un penal por parte del colegiado, Germán Bermúdez. Alberto Martínez, a los 21, desde los doce pasos no perdonó y estampó el 1 a 0.

El Bohemio lo había perdonado en la jugada previa al gol del Candombero y la devolución de gentilezas vino al minuto 51. El árbitro, que había adicionado seis, agregó 60 segundos más. Ayrton Mato, con todo el tiempo del mundo, le regaló un mano a mano a Gómez. Cuando todo se acababa, Germán Niz pifió una pelota en la medialuna y Ramos encontró al guardameta rival a mitad de camino por lo que aprovechó para puntear la pelota y emparejar las acciones.

Atlanta perdonó a San Telmo que se había puesto en ventaja y luego los de Franzoni hicieron lo propio para que el conjunto de Duró pudiese rescatar al menos un punto en su casa. El 1 a 1 de los últimos 30 minutos no tuvo nada que ver con la primera hora de disputa, pero al menos fue también una forma de pedir perdón a los espectadores que se estaban aburriendo de sobremanera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *