NEWELL´S 2 – INDEPENDIENTE 4: EL INFIERNO ESTÁ ENCANTADOR

Foto: Ángel Amaya/La Capital de Rosario

Por: Nicolás Ziccardi

Independiente pisó fuerte en Rosario venciendo por cuatro a dos a Newell´s Old Boys y construyendo su quinto triunfo al hilo en condición de visitante. El Rojo fue pura contundencia para doblegar al escolta alimentando la esperanza de llegar a puestos de Libertadores. La Lepra se despegó de la cima en su primera derrota como local del 2017.

El Estadio Marcelo Bielsa recibía a uno de los partidos más atractivos de esta Fecha 23, donde Newell´s Old Boys de Rosario se medía con el Club Atlético Independiente. La Lepra de Diego Osella sabía el resultado de Boca y necesitaba un triunfo para quedar solamente a una unidad de la cima, todo esto en el marco de públicas complicaciones que atraviesan la institución. Por su parte el Rojo sigue en la búsqueda de su mejor versión bajo la tutela de Ariel Holan, con buenos resultados que lo mantienen expectante en las primeras diez posiciones de la tabla general.

Independiente encontró respuestas inmediatas, ya que logró abrir el marcador en apenas tres minutos. Martín Benítez gana la cuerda por banda izquierda y lanza un centro al ras que cruza de costa a costa encontrando el empellón ofensivo de Fabricio Bustos. El pibe ejecuta un potente derechazo que, desviado por Nehuén Paz, explota en la red de Lucho Pocrnjic. Ganaba le Rojo mediante el debut goleador en Primera División de Bustos.

Para males mayores Newell´s perdía por lesión al Pepe San Román, Osella sorprendía reemplazando al marcador de punta por el volante ofensivo Víctor Figueroa. La Lepra creció con el correr de los minutos y encontró la igualdad desde el punto penal, luego que el juez Fernando Espinoza sancionara la pena máxima tras una clara mano de Walter Erviti dentro del área. Ignacio Scocco se hizo cargo con un buen derechazo cruzado que dejó sin posibilidades a Martín Campaña, pese a que el golero uruguayo adivinó el palo. Doce goles para Nacho en la temporada.

Ñuls creció en lo que quedó de primera mitad pero no logró quebrar la aceitada defensa Roja, aunque se fue a las duchas mejor parado que el rival. Sin embargo los de Holan encontraron nuevamente soluciones en el inicio del complemento, otra vez con Martín Benítez como generador de juego. El misionero cambió ritmo por derecha ubicando a Emanuel Rigoni en la medialuna del área, este ejecutó un tremendo zurdazo que se mete como una bala entre Pocrnjic y su poste izquierdo. Dos a uno.

Las acciones se mantuvieron parejas hasta pasados los veinte minutos, cuando el Rojo encontró una ráfaga goleadora. Iban 26 cuando Ezequiel Barco se mete, por vértice izquierdo, en el área Leprosa a puro amague. El juvenil lanza un justo centro de izquierda para que Emanuel Gigliotti logre un excelente cabezazo anticipando a Moiraghi. Tres a uno.

Cinco minutos más tarde el propio Emanuel Gigliotti le roba la cartera a Domínguez y supera a Pocrnjic para lograr el cuarto tocando de zurda al arco vacío. Nuevo gol del Puma, que tuvo en Sebastián Domínguez un socio impensado. El zaguero le otorgó la pelota con un pésimo cabezazo defensivo y luego tocó la pelota que desacomodó a su propio arquero. Gigliotti empujó y tuvo su premio, cuarto gol desde su llegada a Independiente.

Quedó tiempo para una diana más, en el segundo minuto de adición, cuando Maximiliano Rodríguez habilita de cabeza a Ignacio Scocco. Nacho saca una tremenda volea que Martín Campaña bloquea con rebote largo, el propio Maxi lo captura convirtiendo con un potente zurdazo. Cuatro a dos final.

El Rojo fue contundente y encontró respuestas en la gran actuación de Martín Benítez, la explosión de Barco y el olfato de Gigliotti. Además volvió a mostrar una solidez defensiva interesante. Independiente ganó sus últimos cinco partidos de visitante y ahora deberá confirmar este buen momento que un triunfo en casa, donde lleva cinco sin sumar tres. Justamente buscará romper la racha contra Racing, en uno de los clásicos más importantes del país. No estará Erviti, que llegó a la quinta amarilla.

Newell´s sufrió un duro golpe deportivo, perdió tras seis partidos y volvió a recibir goles luego de cuatro vayas invictas en fila. En 2017 la Lepra no había perdido en el Coloso del Parque y solamente había recibido dos goles. Los de Osella quedaron a cuatro puntos de Boca, a quien visitarán en dos semanas. Primero recibirá a Central en el clásico rosarino, ni más ni menos.