INDEPENDIENTE RIV. (M) 1 – SANTAMARINA (T) 1: TIERRA DE SOL Y EMPATES

Foto: Luis Amieva/UNO

Independiente Rivadavia de Mendoza estrenó técnico pero no resultado, empató uno a uno como local frente a Santamarina de Tandil en el debut de Sergio Berti para sumar su séptima parda consecutiva. La Lepra sigue complicado y ya no depende solo de sí mismo para mantener la categoría, aunque mostró mejoras en lo futbolístico. El Aurinegro arrancó ganando pero volvió a quedarse sin los tres puntos.

Esperanzas renovadas en el Estadio Bautista Gargantini en la ciudad de Mendoza. Allí el Club Sportivo Independiente Rivadavia buscaba iniciar el camino de su recuperación con un nuevo entrenador tras purgar fecha libre, Alfredo Berti realizaba su debut. Enfrente lo visitaba el Club y Biblioteca Ramón Santamarina de Tandil, duro equipo que viene manteniéndose a fuerza de resultados entre los doce mejores del campeonato.

La primera mitad mostró al Azul del Parque con intenciones ofensivas, orientando a sus volantes en dirección al golero Joaquín Papaleo. La Lepra llegaba con pelota dominada pero no encontraba recursos a la hora de culminar sus jugadas con peligro, eso lo llevo a probar varias veces con tiros desde media y larga distancia. Santamarina esperó en terreno propio y apostó a la movilidad de su volantes para intentar desdoblarse en algún contragolpe, si bien el Aurinegro no jugó demasiado en las inmediaciones de Aracena sí mostró credenciales de peligro con un gol bien anulado a Martín Michel.

Lo más claro del primer tiempo llegó en el cierre, cuando Diego Cardozo forzó una buena respuesta de Papeleo. El arquero dio rebote y Gastón González capturó para enviar su tiro apenas desviado.

Ya en el complemento la Lepra salió con todo, quedando dos veces al borde del gol. Pero Joaquín Papaleo se lució por duplicado, primer mandando al córner un gran tiro de González y luego  bloqueando un tremendo cabezazo de Tarragona. Pero el fútbol es así, tras el empellón local llegó de forma inmediata la conquista visitante. Alcanzando el minuto tres Martín Michel recibe un centro que cruzó el área local para acomodarse y lanzar un excelente centro que encontró a Facundo Callejo en el palo contrario. El recién ingresado metió un cabezazo potente que venció la resistencia de Cristian Aracena rompiendo el score a favor de la visita. Primer gol de Callejo con la camiseta de Santamarina.

La Lepra acusó el golpe y mermó en su intensidad, aun así fue con lo que tuvo para conseguir el empate. Para colmo Independiente jugó la última media hora con diez por la expulsión directa de Yeimar Gómez Andrade. Santamarina casi le soluciona la cosa al local cuando Lucas Acevedo no se metió un autogol intentando despegar solo por la respuesta de Joaquín Papaleo.

A doce del cierre el Azul del Parque consiguió el empate mediante un verdadero golazo. Cristian Tarragona recupera la pelota en el círculo central y el ingresado Emmanuel Reinoso le devuelve la pared. Terragona traslada pero ve adelantado a Papaleo, sacando un espectacular derechazo a pura lucidez y precisión, desde casi cuarenta metros, que cayó como una bala en el arco visitante. Golón, uno a uno y parda.

Con la igualdad Independiente Rivadavia de Mendoza alcanzó su séptimo empate consecutivo, décimo en sus últimos catorce juegos. Además La Lepra empató 8 de los 15 partidos que jugó en el Gargantini. Si bien las matemáticas indican que el Azul no depende de sí mismo, la lucha continúa viva para los mendocinos. La próxima se juegan una verdadera final, visitando a Flandria en el Carlos V.

Por su parte el Aurinegro alcanzó su quinto partidos sin triunfos, con tres empates y solo dos goles a favor. Los dirigidos por Héctor Arzubialde suman 39 puntos y se mantienen entre los mejores doce de la temporada. Santamarina quedará libre entre semana, y será local de Flandria en su próximo compromiso por la fecha 33.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *