UAI URQUIZA: «LA PELOTA PICABA COMO UN DADO»

Foto: Archivo Vermouth Deportivo

El Furgón consiguió un empate en Villa Lynch frente a Almirante Brown que le permitió sumar un punto que sabe a poco para el Reducido, y recién sobre el final de la temporada, se conocerá si sirvió para mantener la categoría. Vermouth Deportivo conversó con Roberto Saporiti, entrenador de UAI Urquiza, sobre el 0 a 0 obtenido ante la Fragata y el DT dejó en claro que el objetivo es evitar el descenso. Así también, el ex Independiente de Avelaneda, expresó que el campo de juego estaba realmente mal y eso condicionó a la forma de jugar que tiene el plantel.

Vermouth Deportivo: Un empate que tal vez no era el esperado sobre todo después de arrancar perdiendo y que se empiecen a acercar los que están abajo a los puestos de Reducido…
Roberto Saporiti: Nosotros, el objetivo número uno nuestro es mejorar el promedio del descenso, ese es el objetivo número uno del club. En cuanto al partido de hoy, lo que buscábamos era mejorar futbolísticamente. Si uno mejora en el juego, seguramente pueda venir acompañado de triunfos. Me dejó tranquilo, entre comillas, el equipo intentó futbolísticamente, en el segundo tiempo tratamos mejor la pelota. Tuvimos una gran contra, el pésimo estado del campo de juego. Era muy difícil, por eso le pedí a los jugadores en el entretiempo de tener dos o tres controles más, porque era imposible jugar una pelota de primera o tirar un centro atrás. La pelota picaba como un dado, lamentablemente hubo un problema de salud, como se dice, en el campo de juego. Se puede solucionar, hay que tener paciencia. En cuanto al juego, me dejó tranquilo. Y después, por la experiencia de estar tantos años en esto, en los últimos 10 minutos, como venimos en una racha de perder partidos, se sintió el olfato del miedo a perder. Entonces es una cosa psicológica que no es fácil de solucionar porque, sacando este partido y yendo a la Selección Argentina, yo creo que el problema de la Selección Argentina es psicológico y estamos hablando de jugadores que valen 100 millones de dólares. Ellos vienen de perder tres finales y ahora están obligados a jugar una final. Parecería que los saco de contexto pero, en los últimos 10 minutos, sentí ese olfato sin estar en la cabeza de los jugadores.
VD: Tal vez las más claras las tuvo UAI Urquiza con dos remates de media distancia, ¿qué balance hace del partido?
RS: Sí, en el segundo tiempo yo no me voy a ocupar de la actuación de Almirante porque está mi amigo «Beto» Pascutti que lo tuve de jugador en Chacarita y era un extraordinario jugador de fútbol. Sí, noté, que el primer tiempo fue más dividido pero el segundo tiempo fuimos, claramente y futbolísticamente, superior. Sin crear situaciones de gol, vamos a ser sinceros, no pudimos meter una pelota entre líneas. Y ahí vuelvo a repetir que el campo de juego nos jugó una mala pasada porque tenemos jugadores de buen pie. Me dejó tranquilo que mejoramos futbolísticamente. Ahora a descansar, iremos a la cancha de Defensores de Belgrano a tratar de jugar bien, poner y que vengan los triunfos. Esa es la realidad y, el primer objetivo antes del Reducido es que si engrosamos el promedio del descenso, de pronto recibimos el premio del Reducido. Pero falta mucho, faltan 16 partidos y 15 nosotros porque tenemos que quedar una fecha libre. Así que está todo por jugarse, sino hay que fijarse que San Carlos le ganó en su cancha a Defensores de Belgrano, un candidato al título. Acá está todo por jugarse.
VD: Facundo Diz salió en el entretiempo, Elías Zapata jugó la complementaria vendado, ¿son bajas que también influyen para este 0 a 0?
RS: El cambio de Facundo no lo comenté todavía con él, pero si escuchó la charla de lo que hablé en el entretiempo, yo buscaba otra característica. No salió por lesión Facundo Diz, salió por un cambio técnico. Y bueno, buscábamos un poco más de movilidad, a ver si podíamos desequilibrarlo con otra característica de jugador que es Joaquín Rodríguez. Eso fue lo que buscamos. Y a mi me dejó conforme el trabajo de Zapata. Después salió Sebastián Contreras porque hace tiempo que no hacía 90 minutos de fútbol. Tenemos a Isaac Suárez que es un buen jugador que sabe tirarse atrás, pero fíjense y no lo voy a tomar como excusa, en dos o tres jugadas que quiso arrancar para crear el uno contra uno, la pelota le picaba en el piso como si fuera un dado. A nosotros nos perjudicó más que a ellos el estado del campo de juego.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*