RACING: A 18 AÑOS DEL DÍA MÁS OSCURO

Foto: www.lanacion.com.ar

No tuvo razón Liliana Ripoll. Tal vez fueron sus segundos de fama eterna al anunciar una medida judicial que traspasó todos los límites de la ley. Un 4 de marzo de 1999 el país se enteraba que la Academia había quebrado definitivamente por una astronómica deuda que ascendía a los 64 millones de dólares.

«Ha dejado de existir Racing Club Asociación Civil» disparó la síndico e hirió a todos aquellos de corazón blanquiceleste. Era un cálido mediodía de verano, el torneo estaba próximo a comenzar pero el primer tricampeón del fútbol argentino sabía que tenía que jugar otro campeonato. Lejos de la pelota, lleno de incertidumbres y con un plantel que se enteraba que el domingo tenía postergado su partido ante Talleres de Córdoba.

Sin embargo, tal como dice la canción, «a Racing lo hace grande su gente». Fue su mismísimo público que no lo dejó morir. Con el dolor en el pecho y las lágrimas en las mejillas se volcó hacias las calles. Copó la sede de Avellaneda y por la noche, cuando intentó dar explicaciones el presidente, Daniel Lalín, recibió un redoblante de llenó en su cara. Sólo importaba recuperar el club por las vías que sean.

Hubo una marcha a Plaza de Mayo donde la Academia recibió la solidaridad de entidades como Chacarita Juniors y Gimnasia La Plata. Claro que en ese momento nadie hablaba de parar el fútbol, ni siquiera se preocuparon por sus compañeros que a horas de recomenzar sus tareas vivían con la incertidumbre de un semestre que parecía acabado a pesar que recién empezaba.

Los hinchas defendieron del remate la sede de Villa del Parque, llenaron el Cilindro el domingo 7 de marzo aunque no hubiese partido, llevaron más gente a Avellaneda bajo un calor sofocante que el resto de las bandas donde sí se jugaba la fecha. Cambiaron las leyes, ya era una cuestión de Estado más que del deporte en sí.

Pasaron 18 años del día más oscuro. No tuvo razón Liliana Ripoll. Nada ha dejado de existir. Hoy más que nunca, brillará blanca y celeste, la Academia, Racing Club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *