SAN LORENZO – EL RESTAURADOR DE BOEDO

Gentileza: restituciónhistorica.blogspot.com

Por: Maximiliano Pereira

Adolfo Res fue, junto a su hermano Diego, quienes iniciaron con la loca idea de que San Lorenzo volviera a Boedo en 1998. Es un hombre fundamental ya que, entre otras cosas, fue quien presentó el proyecto de Ley de Restitución Histórica en 2010 para que hoy en día, el Ciclón esté a un paso de volver a Tierra Santa, y rompa con otra utopía.

¿Cómo nació tu vínculo con San Lorenzo?

Fue por un mandato familiar. Mi viejo era hincha, y desde pibe me inculcó el amor por esta camiseta y por el Viejo gasómetro, porque hasta los 20 años pude vivir lo que fue. Tenía mucho que ver con lo que se vivía debajo de los tablones con 30 actividades culturales. Era una universidad deportiva y cultural.

¿Cómo fueron los primeros pasos para movilizar a la gente y quieran volver a Boedo?

Hemos sufrido todo tipo de improperios, incluso de algunos que hoy hablan maravillas de la vuelta. Y mismo dentro del mundo San Lorenzo se sufrieron algunas traiciones. Los primeros momentos fueron muy duros y hasta mis amigos no me creían. Tengo recuerdo con mi hermano, repartiendo volantes con las 10 razones por las que había que volver a Avenida La Plata en el 2001. Hacíamos un trabajo de concientización, y tuvimos la virtud de convencer a organizaciones que luego se sumaron al proyecto.

¿Qué papel ocupó en la Vuelta la gestión de Lammens-Tinelli?

Hasta el 2012, que es cuando la Subcomisión del Hincha estaba al frente de la causa, la cosa venía a una velocidad increíble. En 2013, el tema lo toma dicha gestión, y a mi criterio no ha sido bien llevado adelante. Se desperdició algo que venía en progreso constantemente porque se desmovilizó la gente. Nosotros estuvimos dos años para lograr la sanción de la Ley, que es lo más complicado, y ellos van cuatro negociando con la empresa. No veía mal que ellos presidan la situación, pero sacaron de lado a la gente que venía trabajando. Tanto Tinelli, como Lammens hicieron la politiquería que tan mal le ha hecho a San Lorenzo. Cuando la gente pueda razonar que tus dirigentes son de carne y hueso, que tienen cosas buenas y cosas malas, pueden enderezar la cosa. Pero cuando la gente endiosa a personajes, generalmente las cosas salen mal porque somos todos seres humanos. Los únicos dioses que tiene el club son sus fundadores.

Si bien ya no estás dentro del proyecto en sí, ¿Cuál es tu papel hoy en día?

Entre otras cosas, estoy escribiendo un libro que se va a llamar “Avenida La Plata, la verdad”. Ante tanta confusión generalizada, y muchos “padres de la vuelta” que surgieron ahora, queremos que se sepa la verdad de un protagonista directo de todos los sucesos que hubo en los momentos claves, hasta la sanción de la Ley. Tuve el honor de ser un testigo directo. A mí no me contaron nada. No hay ningún actor que haya estado en todos los capítulos de la novela, y yo si tuve esa suerte hasta 2012. Y en cuanto a la vuelta a Boedo, trabajo desde donde el poder me puso. Hoy, estamos en un momento en el que le damos un mensaje de esperanza a la gente, porque empezamos dos contra el mundo, así que como no voy a tener esperanza de que volvamos a tener el estadio en Avenida La Plata.