BERAZATEGUI: UN FINAL PARA NADA ALEGRE

Por: Marcelo Patroncini

Tres referentes del Naranja habían sido apartados del plantel mientras Fabián Alegre era el entrenador del primer equipo. Sin embargo, una vez que el «Cabezón» dejó el cargo pasaron Jorge Vendakis y el actual Juan Carlos Zuleta que, a pesar de haber sido ex compañero de los damnificados, no pudo torcer el rumbo de una decisión que ya había tomado la comisión directiva.

Finalmente el «Nacho», César González, Hernán Zerbo y David Oltolina, profesionales históricos de la Asociación Deportiva Berazategui, firmaron su desvinculación de la entidad. Sin dar declaraciones los jugadores resignaron dinero pero optaron por continuar sus carreras en otros clubes antes que quedar parados durante los próximos seis meses sin tener ruedo futbolístico.

Quien si tuvo una amnistía y pudo volver a entrenar con el plantel fue Julián Bogao quien había sido borrado por Alegre pero, una vez que se fue el ex Tigre, todos vieron con buenos ojos su retorno. En el ámbito de refuerzos el nombre de Martín Gianfelice volvió a sonar en el Naranja pero por el momento el «colorado» no estaría necesitando potenciar el ataque.

Berazategui tuvo un flojísimo primer semestre que lo dejó alejado incluso de soñar con el Reducido. En el 2017 tendrá que repuntar si es que quiere meterse dentro de ese octogonal. El final no fue para nada Alegre pero con Zuleta, las intenciones de cambiar el rumbo, pueden culminar con alguna sonrisa.