NUEVA CHICAGO: SIN CÁCERES PERO CON RIEGO

Por: Marcelo Patroncini

El Torito de Mataderos estuvo más vinculado en este último tiempo a destrabar los conflictos de la Asociación del Fútbol Argentino que en el club en sí. La llegada de Sergio Rondina como entrenador fue un alivio para la dirigencia que por el momento no se expidió sobre los refuerzos pero que sí obró bien en el estadio instalando el sistema de riego automático.

Poco ruido y también pocas nueces en el mundo de Nueva Chicago. Con la presencia de 40 jugadores y bajo las nuevas órdenes del «Huevo» empezó la premporada que se extenderá también en un predio de Moreno. Quien no estuvo presente fue el ex defensor de Independiente, Samuel Cáceres, quien emigró al fútbol malayo. El paraguayo volvió a irse de la entidad tal como lo hizo en su primera etapa hacia el Rojo y luego hacia el New York Cosmos. La diferencia es que esta vez se fue al Johor Darul después de estar 6 meses inactivo por una rotura de ligamentos y meniscos.

La buena noticia, al menos en lo institucional, es que los nuevos sistemas de riesgo se están instalando en la cancha principal como así también en dos auxiliares. La inversión se está realizando con lo recaudado íntegramente por la venta de merchandising oficial.

Nueva Chicago, que cerró el 2016 con un triunfo por 2 a 1 sobre Instituto de Córdoba, buscará ponerse a punto durante la pretemporada para descontar al menos esas diez unidades que lo seperan de Argentinos Juniors, club que está ocupando por este entonces, el segundo ascenso a la Primera División. Será tarea de Rondina alimentar el sueño del pueblo Verdinegro cuando la pelota empiece a rodar nuevamente y de manera oficial.