SAN MARTÍN (SAN JUAN): PANORAMA VERDINEGRO

Foto: Gentileza del departamento de prensa de San Martín de San Juan.

El Santo sanjuanino no tuvo una buena primera mitad del torneo de Primera División. Con solamente 14 unidades se encuentra por debajo de la mitad de la tabla de posiciones. A pesar de ello, por ahora no tiene problemas con el descenso aunque no debe descuidarse.

El campeonato no arrancó bien para el conjunto hoy dirigido por Néstor Gorosito. En la primera fecha, debutó fuera de casa ante San Lorenzo en un partido que terminó igualado 2-2. Aquella noche en el Nuevo Gasómetro brilló Ezequiel Montagna convirtiéndole los dos goles a su ex equipo. Para ese entonces, en el banco estaba Pablo Lavallén como DT, dando las órdenes.

Hasta la séptima fecha, el Verdinegro no pudo sumar de a tres unidades. Tres derrotas y dos empates fueron lo que cosechó el equipo de Lavallén que demostraba muchas falencias; sobre todo en el aspecto defensivo. Primero cayó con Racing 2-0, después empató con River Plate y Colón. A continuación, en la quinta fecha volvió a perder. Aquella jornada fue 3-2 con Banfield en el Estadio Florencio Solá. Por último no pudo contra Talleres y la racha negativa siguió firme.

Sin embargo, siempre después de la tormenta sale el sol. En la Fecha 7, San Martín derrotó a Aldosivi de Mar del Plata en el Estadio José María Minella. Con el triunfo ante el Tiburón levantó sobre todo la parte anímica y le permitió tomar un pequeño envión para enfrentar los siguientes compromisos.

El fin de semana siguiente, el Santo visitó Varela en busca de continuar ganando, pero tuvo que conformarse con una igualdad. Aunque la victoria llegaría en Liniers contra Vélez Sarsfield por la novena fecha.

Los buenos resultados no iban a durarle mucho tiempo más y tanto en la decima fecha como en la decimoprimera iba a ser goleado. Patronato le ganó 3 a 0 y el mismo resultado se repitió con Atlético Rafaela en el Hilario Sánchez. Un dato para agregar al encuentro con la Crema, es que dado los malos resultados que venía obteniendo el equipo Pablo Lavallén dejó de ser el entrenador. En consecuencia, se hizo cargo técnicamente Hugo Garelli, quien estaba como interino.

Luego, llegaría un empate con Arsenal de Sarandí 0-0 y por la decimotercera fecha un sorpresivo triunfo ante Estudiantes de La Plata. El Pincharrata solamente había perdido con Banfield y la caída contra el Verdinegro fue como un knock out.

Finalmente, el Santo terminó la primera mitad del torneo de muy mala manera. San Martín viajó a Rosario a visitar a Newells y la Lepra lo vapuleo 6-1. Así, cerró su participación siendo el equipo más goleado hasta ahora con 26 goles en contra, mientras que a favor tiene 14. De los cuales se destaca Emanuel Dening como máximo artillero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *