gtag('config', 'UA-63643000-1');

FLANDRIA: SU MEJOR AÑO A PESAR DE LOS NÚMEROS

Foto: Matías Miano

Nadie puede discutir que el 2016 ha sido el mejor año de la vida del Canario. El histórico ascenso al Nacional B en cancha de Atlanta quedará en la retina de propios y ajenos a un título tan único como llamativo. Lo cierto es que, a pesar del festejo que parece incesante por lo que demuestra su hinchada en cada partido de local, hay cifras que no dejan de ser alarmantes para la escuadra de la dupla Fabio Orsi – Sergio Gómez.

Flandria salió campeón del torneo de transición de la Primera B Metropolitana y logró el único pasaje que se otorgaba para jugar en la segunda categoría del fútbol argentino. El mes de junio sacudía al mundo de la pelota con una noticia de semejante tamaño por la historia y las características de  semejante título. No obstante, si bien sobran los motivos de festejo para el club del oeste bonaerense, los números le juegan una mala pasada a la hora de ponerle un moño a este ciclo inolvidable.

El 2016 arrancó con un triunfo para el Canario. Uno de los quince que consiguió a lo largo de los 38 encuentros disputados entre ambas divisionales. Aquél 1 a 0 frente a Tristán Suárez con la conquista de Pablo Bueno, su goleador con seis tantos, marcó el camino para los de Jáuregui. En aquél petit torneo, los de Orsi – Gómez cantaron victoria en once oportunidades para terminar en la primera colocación pero basándose inversamente en que el mejor ataque es la defensa.

El título de la B Metrpolitana se consiguió anotando 15 goles en 19 partidos. La clave, sin lugar a dudas, estuvo en que Leonardo Griffo tan sólo recibió 9 tantos en su valla. Incluso, como dato de color, quienes más gritaron a favor en dicho pasaje fueron un defensor como William Riveros y el reconocido volante, Alejandro González.

Con el ascenso consumado, el Canario consiguió en el debut absoluto dentro del Nacional B, su primer triunfo del 2016 con una ventaja superior a dos goles. En Paraná, los de amarillo derrotaron al Gato por 2 a 0. Sin embargo, el conjunto de Jáuregui no logró afirmarse como ansiaba en la categoría y arrancará el año próximo en la zona de descenso.

Flandria cerró el mejor año de su historia a pesar de los números. En total jugó 38 partidos de los que ganó 15, perdió 14 y empató los restantes. Eso sí, metió 27 goles y es por ello que la dirigencia con un promedio de conquista tan bajo, ya empezó a mover los hilos para que el 2017 llegue con las redes un poco más infladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *