COPA ARGENTINA: RIVER, GIMNASIA, Y UNA REVANCHA DESDE 1994

Foto: http://www.gimnasia.org.ar

La Asociación del Fútbol Argentino cumplía un siglo de vida y decidió organizar la Copa Centenario que tuvo, en su primera fase, a todos los clásicos de la temporada de Primera División de aquél entonces. Tras saltar varios escollos Gimnasia y Esgrima La Plata y River llegaron a la gran final. Más de dos décadas después vuelven a cruzarse en un partido decisivo, esta vez por la semi de la Copa Argentina en busca de una final y un título que pueda darles un pasaje a la Libertadores 2017.

San Juan será el escenario para que el Millonario de Marcelo Gallardo y el Lobo de Gustavo Alfaro diriman quien disputará, frente a Rosario Central, el trofeo de la edición 2015/16 del torneo más federal de todos los que se juegan en la actualidad. El elenco porteño alistaría al siguiente once titular con Augusto Batalla en el arco, línea de cuatro en el fondo junto a Jorge Moreira, Arturo Mina, Lucas Martínez y Camilo Mayada, un mediocampo que mezcla experiencia y juventud con Leonardo Ponzio, Andrés D´Alessandro, Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez, para darle el toque letal en la delantera con Sebastián Driussi y Lucas Alario.

En contrapartida, el Basurero, pondría en el Estadio del Bicentenario a los siguientes nombres para repetir la gloria de aquél enero de 1994. Una de sus figuras en esta Copa Argentina, Alexis Martín Arias, será el guardameta. En la retaguardia Alfaro situará a Sebastián Gorga, Manuel Guanini, Christian Ramos y Facundo Oreja. Para emparejar la mitad de la cancha estarán Ramiro Carrera, Luciano Perdomo, y los históricos Lucas Licht con Sebastián Romero. En la delantera la apuesta será el binomio Pablo Vegetti y, el ex Comunicaciones, Nicolás Ibañez.

Más allá de este partido en Cuyo, aún quedan los recuerdos de aquella final de la Copa Centenario. Eran otras épocas pero en aquella oportunidad el Lobo era dirigido por Roberto Perfumo y superó por 3 a 1, en el Bosque, a los de Daniel Alberto Passarella. Los goles del conjunto platense fueron anotados por el «Moncho», Pablo Fernández, un tal Guillermo Barros Schelotto y otro ex cuco del Millonario: Hugo Romeo Guerra. El empate parcial para los de Nuñez fue obra del «Luigi», Facundo Villalba.

Atrás quedó ese título que aún saborea Gimnasia. La realidad hoy marca que si en 90 minutos sigue la paridad no será el Tripero quien se quede con la felicidad total. Los penales determinarían quien enfrentará a Rosario Central en una final muy esperada. Quien se quede con la Copa Argentina no sólo sumará otro trofeo a sus vitrinas sino que también jugará la Libertadores del año que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *